Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Morales insiste en que una fundación ligada al PP pudo apoyar una trama golpista

EFE ·19/05/2010 - 07:39h

EFE - El presidente de Bolivia, Evo Morales, durante la rueda de prensa ofrecida al término de la cumbre Unión Europea-Comunidad Andina, hoy en el Recinto Ferial Juan Carlos I de Madrid.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha insistido hoy en que existen sospechas de que la Fundación Iberoamérica-Europa (FIE), vinculada al PP, financió a uno de los grupos armados que intentó perpetrar un golpe de estado contra él en 2008.

Morales, en una rueda de prensa al término de la cumbre UE-Comunidad Andina en Madrid, ha aclarado que su intención no ha sido acusar directamente al PP de apoyar la intentona golpista, sino denunciar que la fundación ligada a este partido sí pudo estar detrás.

"No es que Evo acusa al PP, no tengo por qué acusar a nadie, sólo hice referencia a las informaciones de algunos medios", ha explicado Morales después de leer algunos documentos que probarían la implicación de FIE en la trama.

La Fundación Iberoamérica-Europa está presidida por Pablo Izquierdo, ex diputado del PP y ex colaborador del anterior jefe del Gobierno, José María Aznar.

Según Morales, esta institución, que gestiona diferentes proyectos de cooperación en América Latina, transfirió fondos a grupos separatistas para "conspirar y querer dividir a Bolivia", como están investigando los tribunales de su país.

El mandatario boliviano ha hecho hincapié en que su interés, al venir en estos días a España, no era "ofender a nadie", sino dejar claro que se defenderá de los golpes de estado y de quienes quieran atentar contra la unidad de su nación.

Ha confiado en que este episodio no afecte a las relaciones con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y con el pueblo español.

Zapatero, en una rueda de prensa previa celebrada también en el recinto ferial de Ifema de Madrid, ha dicho estar convencido de que el PP no avaló el intento de golpe de estado porque es un partido comprometido con la democracia.

A juicio de Morales, sería importante que España ayudara a investigar qué fondos desvió FIE.

Según sus datos, además de apoyar el golpe, la fundación pudo transferir tres cheques a grupos separatistas entre marzo de 2008 y abril de 2009 a través de la patronal Cámara de Industria y Comercio de la provincia de Santa Cruz (Cainco).

Morales ha leído ante los medios diversas informaciones para demostrar las dudas que rodean a la FIE.

Entre ellas, se ha referido a la denuncia que hizo el pasado mes de febrero el PSOE madrileño por la manera en que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, distribuyó las ayudas de cooperación correspondientes a 2009 entre las distintas ONG.

También ha recordado que la fundación ligada al PP está siendo investigada por la UE por presunta malversación de fondos y que también hay sospechas de que Falange envió dinero a grupos armados bolivianos.

"Podemos revisar tantas documentaciones", ha dicho Morales, quien las ha puesto a disposición de los periodistas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad