Miércoles, 19 de Mayo de 2010

El piloto de Kaczinsky no decidió aterrizar solo

La caja negra revela que en la cabina iba gente ajena a la tripulación

PIOTR KOWALSKI ·19/05/2010 - 10:16h

EFE - Los expertos descartaronn el fallo técnico en el accidente del avión de Kaczynski. EFE

Los expertos rusos que investigan las causas del accidente aéreo en el que murieron el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, y otras 95 personas, el pasado 10 de abril cerca de Smolensk (Rusia), han podido determinar que en el momento del siniestro había en la cabina de los pilotos al menos dos personas ajenas a la tripulación, según informó ayer la jefa del Comité de Aviación Interestatal, Tatiana Anódina.

"En la cabina había personas que no eran miembros de la tripulación. Una de las voces ha sido identificada, la otra debe ser sometida a una identificación adicional por parte polaca", precisó Anódina. Ahora, según dijo la experta rusa, "hay que investigar en qué medida pudieron influir" personas que no formaban parte de la tripulación del Tupólev-154 de fabricación soviética en la decisión de aterrizar en el aeródromo de Smolensk, a pesar de que los controladores aéreos propusieron los aeropuertos alternativos de Moscú y Minsk (Bielorrusia), después de informar a los pilotos del avión presidencial polaco sobre las malas condiciones climatológicas en la zona y de advertirles en dos ocasiones de que la visibilidad era de sólo 400 metros, muy inferior a la permitida por las normas internacionales.

Desobediencia de los pilotos

La desobediencia de los pilotos alimenta la sospecha de que Kaczynski les pudo haber presionado para que aterrizaran en Smolensk, como ocurrió en verano de 2008, durante el conflicto militar entre Rusia y Georgia, cuando el presidente polaco protagonizó un incidente parecido cerca de Tbilisi, la capital georgiana, en la que trató de obligar a aterrizar al piloto pese a que la torre de control lo desaconsejaba. El presidente fallecido y la delegación que le acompañaba viajaban el día del siniestro a los bosques de Katyn a rendir un homenaje a los 22.000 polacos asesinados por el estalinismo en este lugar en 1940, y no querían faltar a esa cita.

No obstante, el responsable de la comisión polaca de investigación, Edmund Klich, puso en duda que la presencia de personas ajenas a la tripulación en la cabina del avión sea la causa del accidente, porque este hecho tuvo lugar "entre 16 y 20 minutos antes del impacto del aparato contra el suelo".

Tema de precampaña

La tragedia aérea de Smolensk se ha convertido en tema de precampaña, de cara a las elecciones presidenciales anticipadas del 20 de junio, por parte del partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS), cuyo candidato a la jefatura del Estado es Jaroslaw Kaczynski, el hermano gemelo del difunto presidente.

Aunque Jaroslaw Kaczynski adopta un tono más moderado que en el pasado y ha expresado su voluntad de mejorar las relaciones con Rusia si gana las elecciones, la dirección del PiS pide que se esclarezca toda la verdad sobre la tragedia aérea y los seguidores más radicales de este partido acusan al primer ministro, el liberal Donald Tusk, de "tener las manos manchadas de sangre".

Las encuestas siguen dando la victoria al candidato de la Plataforma Cívica (PO, centroderecha), Bronislaw Komorowski, pero Jaroslaw Kaczynski ha recuperado parte del terreno perdido y algunos sondeos lo sitúan sólo a siete puntos del presidenciable liberal. El PiS, que tiene el apoyo de sectores obreros y populares anticomunistas pero recelosos con el capitalismo neoliberal, y muy anclados en rancias tradiciones y en el nacionalismo, confía en que las urnas le den la victoria, como ocurrió en las presidenciales de 2005, cuando Donald Tusk lideraba todos los sondeos y en la recta final Lech Kaczynski se recuperó y finalmente ganó.

La PO de Tusk y Komorowski cuenta con el apoyo de las clases medias urbanas y europeístas, y parte de la juventud. Pero su electorado, que va desde la derecha moderada hasta el centroizquierda, suele ser menos disciplinado que el del PiS.

Noticias Relacionadas