Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Una final para seguir soñando

El Atlético persigue su décimo título; el Sevilla, el quinto. Competición quita la roja a Negredo y rebaja a "observaciones" sus insultos al linier de Almería

NOELIA ROMÁN ·19/05/2010 - 08:15h

Conseguidos los objetivos primordiales de la temporada, llegó la hora de soñar. De poner la guinda al pastel, de redondear el curso, de darse una alegría extra, que nunca viene mal. De luchar por el último título en juego, la Copa del Rey. La ofrece esta noche (21.30 H., La 1 y Autonómicas) el Camp Nou y la disputan Atlético y Sevilla, al calor de sus respectivas aficiones que, entusiasmadas por el reto, se han desplazado en masa hasta la capital catalana. Invita el cartel, dos históricos inéditos como protagonistas conjuntos de una final de Copa; la nómina de futbolistas con Forlán, el Kun, Kanouté y Navas, al frente; y la trascendencia del premio, una puerta abierta hacia nuevos retos.

Sueña el Atlético con prolongar la feliz aventura iniciada la semana pasada en Hamburgo con la conquista de la Liga Europa y con lograr el doblete, palabra mágica que hace retroceder la memoria colchonera casi tres lustros. Sueña también el Sevilla, lograda ya la clasificación para la próxima Liga de Campeones, con rematar el curso con la quinta Copa de su historia.

Sueña el técnico sevillista con "una final resuelta en cinco minutos", pero se imagina "una final muy competida, difícil y sin favoritos". Casi lo mismo que sueña y se imagina Quique Flores, que ve llegada la hora de que su equipo "dé el salto". "El Sevilla está bastante repleto de ganar este tipo de partidos en los últimos años. Ahora, nos toca a nosotros", asegura el atlético. Confía Quique en que sus jugadores se agarren al impulso de la Liga Europa para imponerse en el Camp Nou, "el escenario ideal para un acontecimiento así", el terreno que deberán conquistar para lograr su décima corona copera en su 18ª final.

"Deberemos ganar muchos pequeños duelos, muchas pequeñas partes del terreno de juego", anuncia Quique, convencido de que el Sevilla llevará el partido al terreno físico. Admite Antonio Álvarez parte de la lectura, pero reivindica el talento de su equipo, revalorizado con la inesperada incorporación de Negredo.

La rectificación del Comité en la tarde de ayer, convirtió en amarilla la tarjeta roja que vio en el último partido de Liga por decirle al linier "me cago en tu puta madre" amplia las opciones ofensivas del técnico andaluz que, privado de Luis Fabiano no se recuperó de un problema muscular, ya tiene posible nueva pareja para Kanouté. Según Competición, los insultos son sólo "observaciones al árbitro".

"Es una buenísima noticia", admite Antonio Álvarez, "pero tampoco cambiará mucho nuestro planteamiento. Quizá alguna cosilla, pero nada más". "Nosotros vamos a querer la pelota; nos gusta jugar al fútbol y, cuanto más tengas el balón, más posibilidades de ganar", añade el sevillista. "Si juega Negredo, mejor para él. Nosotros tenemos que ganarles a los mejores, así lo hemos preparado", replica Quique, sin entrar a valorar el escándalo. "La ausencia de Luis Fabiano es de las importantes", recuerda el técnico del Atlético, que cuenta con toda su artillería y con la baja de última hora de Pernía por gastroenteritis.

Se respetan ambos técnicos, se reparten el favoritismo por más que diga Del Nido "no quiero ir de favorito para no despertar el orgullo del contrario", admite Antonio Álvarez y proclaman la confianza de sus jugadores en salir victoriosos. "Acabar de ganar una título importante nos hace estar más felices y con menos presión", constata Simao. Esta noche en el Camp Nou, se baten por un sueño, por poner la guinda a su pastel.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad