Martes, 18 de Mayo de 2010

Obama defiende su programa de estímulo en el día de elecciones primarias en EE.UU.

EFE ·18/05/2010 - 16:55h

EFE - El presidente de los EE.UU., Barack Obama, hace un discurso sobre la recuperación de la economía en el país, y los esfuerzos que exige, este 18 de mayo en la fábrica metalúrgica V&M Star de Youngstown, EE.UU.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, defendió hoy las medidas de estímulo económico implementadas en el país, el mismo día en que una serie de elecciones primarias se constituirán en un baremo de la actitud de los votantes de cara a los comicios legislativos de noviembre en el país.

Obama escogió para su intervención una planta siderúrgica en Youngstown (Ohio) que doblará su fuerza laboral gracias, en parte, al programa de estímulo, y desde allí arremetió contra los republicanos que se han opuesto al plan.

"Si los que simplemente dicen que 'no' a todo hubieran ganado, si hubiéramos hecho las cosas a su modo, estaríamos sufriendo mucho más", dijo Obama ante una audiencia de varios cientos de trabajadores de la fábrica, propiedad de V&M Star, una filial de la compañía francesa Vallourec.

En febrero de 2009, Obama firmó la ley que puso en sus manos 787.000 millones de dólares para incentivar la actividad económica, lo que supuso su primer logro como presidente.

En su primer año, los fondos de estímulo se dedicaron a fines de fácil desembolso, como rebajas tributarias y ayudas a desempleados y a los estados para que no despidieran a profesores, policías y otros funcionarios.

El mandatario estadounidense criticó hoy a los legisladores que "predijeron e incluso desearon que fracasara" el programa de estímulo, pero al mismo tiempo en sus distritos "cortaron las cintas en los actos de inauguración" de los proyectos contra los que ellos habían votado en Washington.

La visita de Obama a la fábrica en Ohio tuvo lugar mientras en la vecina Pensilvania los votantes se acercaban a las urnas para escoger el candidato demócrata al Senado.

Arkansas y Kentucky también llevaban a cabo elecciones similares, en las que los analistas creen que se podrá medir el nivel de descontento de los votantes con los políticos establecidos y con el propio Obama.

En noviembre se celebrarán elecciones legislativas, en las que los republicanos aspiran a recobrar terreno perdido en el Congreso por la aparente insatisfacción de los ciudadanos por lo logrado hasta ahora por los demócratas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad