Miércoles, 19 de Mayo de 2010

El PSOE se ve con apoyos para aprobar el tijeretazo

CiU está dispuesta a abstenerse en la votación del decreto

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·19/05/2010 - 07:30h

.marta jara - El portavoz socialista, a la izquierda, junto al de CiU, en el Congreso.

El PSOE no considera otra posibilidad que convalidar en el Congreso el real decreto de ajuste de pensiones y salarios públicos que aprobará mañana el Gobierno en la línea anunciada por el jefe del Ejecutivo. No conseguirlo sería mucho más que un simple fracaso.

Las imprevisibles consecuencias políticas de una derrota mantienen en alerta a todo el equipo negociador encabezado por el portavoz parlamentario socialista. La negociación está abierta y se encuentra en un momento "incipiente", caracterizado por conversaciones "discretas", según José Antonio Alonso.

El responsable del Grupo Socialista se conforma en esta ocasión con una mayoría suficiente. "No quiero pensar que los partidos de la Cámara sean irresponsables y no las apoyen", señaló ayer en referencia a las medidas de ajuste del déficit defendidas por Rodríguez Zapatero.

Ningún grupo quiere correr en solitario con el riesgo de apoyar al PSOE en su iniciativa más impopular. Menos aún en la antesala electoral de Catalunya y las autonómicas de 2011. Con el rechazo asegurado de la izquierda ERC, BNG, IU-ICV preparan una alternativa conjunta, la geometría parlamentaria de los socialistas tendrá que buscar su equilibrio esta vez en los nacionalistas templados, CiU, PNV y Coalición Canaria (CC), que aún no han mostrado sus cartas, dado el rechazo frontal del PP.

Los diez parlamentarios del grupo catalán son la clave en este momento embrionario de la negociación. Su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, abrió la puerta a la posible abstención de sus diputados en la futura convalidación del tijeretazo, postura que facilitaría la aprobación del ajuste, que podría salir adelante con los votos favorables del PSOE, si otros, como el PNV o CC, también se abstienen.

De momento, el grupo vasco no anuncia intenciones, como tampoco los nacionalistas canarios. Espera conocer el decreto para pronunciarse, según advirtió ayer su portavoz, Josu Erkoreka. Los dos diputados de IU e ICV anunciaron ayer su previsible voto en contra si el Gobierno no da un "giro copernicano" a sus intenciones, de manera que paguen "especuladores y banqueros", la misma filosofía que comparte ERC.

El 'apoyo' del FMI

El Gobierno cuenta en estas conversaciones recién iniciadas con un apoyo externo poco habitual en el Congreso. El grupo de expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se encuentra estos días en España, se entrevistó ayer con los portavoces de Economía de los grupos parlamentarios para sondear los apoyos de las medidas de ajuste emprendidas por el Gobierno.

No hay rincón del Congreso en el que no esté presente el ajuste, que ayer acaparó la reunión semanal del Grupo Socialista. Una docena de diputados del PSOE tomaron la palabra y cerraron filas con Zapatero avalando su plan de recortes. Sin excepciones, los parlamentarios socialistas sí pidieron más esfuerzo explicativo para mostrar la necesidad de las iniciativas y que no decaiga su demanda de que paguen más quienes más tienen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad