Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Un aparato "elimina" el temblor del párkinson

Investigadores del CSIC lo están ensayando con diez pacientes

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·19/05/2010 - 08:40h

CSIC - El casco capta la intención mental de movimiento en la corteza motora.

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) muestran, hoy en Zaragoza en una cumbre europea sobre discapacidad, un aparato "capaz de eliminar los temblores incontrolados provocados por enfermedades neurodegenerativas como el párkinson o el alzhéimer", según informó ayer el CSIC en un comunicado. El prototipo se ensaya con una decena de pacientes.

El aparato cuenta con un casco para la cabeza y una especie de codera que, poblados de sensores, leen la intención mental de mover el brazo y, anticipándose, estimulan eléctricamente los músculos para contrarrestar el temblor involuntario. El sistema cuenta con tres tipos de sensores: los encefalográficos miden la actividad cerebral para detectar la orden mental de, por ejemplo, levantar la mano. Un segundo grupo, los electromiográficos, registran la actividad muscular. Por último, los inerciales miden el movimiento de la articulación.

Cuando los sensores registran un cambio de patrón en la corteza motora, que rige el movimiento, disparan unos actuadores que estimulan eléctricamente los músculos. "Así suprimimos el temblor", dice el investigador del Instituto de Automática Industrial del CSIC, Eduardo Rocón.

Estimulación eléctrica

"La interpretación de la intención es lo más complicado", explica Rocón. "Pero el algoritmo del sistema va aprendiendo. El objetivo es que sea autónomo, llevable y hasta lavable", añade.

El sistema lo están probando diez pacientes de un hospital de Bruselas y del General de Valencia. "Pero la idea es ampliar el ensayo en septiembre, cuando empezará la fase de validación clínica", explica el investigador. Por ahora están en la fase técnica de ensayo del aparato. Confían en acabar las pruebas en 2011. Entonces, todo dependerá del interés de la industria por fabricarlo.

El prototipo es el resultado del proyecto Tremor en el que participan varias universidades y empresas europeas. Una paciente lo demostrará ante los ministros de la Unión reunidos en Zaragoza. Está diseñado para enfermedades neurodegenerativas como las mencionadas, "pero aunque el temblor más incapacitante es el del brazo, también podría servir para el control de las extremidades inferiores en casos de apoplejía o paraplejias", asegura Rocón.

El sistema está basado en una investigación anterior con un exoesqueleto. Pero era tan aparatoso que "los pacientes decían que con eso no salían a la calle", recuerda Rocón. "Ahora es ponible", afirma.