Martes, 18 de Mayo de 2010

Kirchner vuelve a defender con vehemencia al juez Garzón

Pese a las críticas del PP, la presidenta de Argentina vuelve a alabar al  juez que convirtió a España "en un faro de los derechos humanos"

AGENCIAS ·18/05/2010 - 20:10h

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha defendido con vehemencia al suspendido juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón cuando se le preguntó al respecto en la rueda de prensa posterior a la clausura de la Cumbre UE-América Latina y Caribe. Kirchner recordó que, en otro tiempo, "la propia España admiró a ese juez que convirtió a este país en un faro de los derechos humanos".

"Tengo por Garzón un gran aprecio personal y un gran respeto y admiración institucional", proclamó la presidenta argentina, que ayer se reunió con Garzón aprovechando su visita a España.

Kirchner, que aseguró que, si en su país no se hubiera derogado la ley de punto final, tanto ella como su marido habrían concedido la extradición de los altos cargos de la dictadura argentina, recordó los elogios que recibió Garzón al juzgar al militar Adolfo Scilingo y al ex dictador chileno Augusto Pinochet.

"La vigencia de los derechos humanos"

"Tengo por Garzón un gran aprecio personal y un gran respeto"

Tampoco se escondió a la hora de expresar su opinión sobre el debate de fondo. "Sostenemos la vigencia de los derechos humanos como una cuestión universal", afirmó. "Los derechos humanos no son privativos de un país, son universales y así lo entendió la propia España", recordó, cuando los abanderó Garzón, a quien Kirchner le expresó su apoyo y le reiteró su amistad y admiración.

Por el contrario, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no se atrevió a posicionarse sobre el caso Garzón, que tanta polémica ha causado por la supuesta intromisión de algunos miembros del PSOE en las causas abiertas contra él en el Tribunal Supremo. Eso sí, quiso aclarar que el franquismo ha quedado "afortuadamente superado", indicando implícitamente que no quedan resquicios del mismo en la magistratura.

Por lo demás, en relación a Garzón se limitó a constatar que "hay un gran debate sobre la justicia internacional" y que lo que en cualquier caso "sí es de justicia" es que quienes "durante décadas no han sabido dónde estaban sus familiares" ejerzan su "derecho" a rendirles "recuerdo".

Una actitud "intolerable"

Donde no han sentado demasiado bien las palabras de Kirchner es en el seno del PP.  La portavoz del grupo del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que es "intolerable" que la presidenta argentina "venga de fuera a dar lecciones de respeto a la Justicia".

Kirchner y su marido "son los menos indicados para dar lecciones de Justicia"

Cristina Fernández de Kirchner y su marido "son los menos indicados para dar lecciones de Justicia y de seguridad jurídica a nadie", ha destacado la portavoz de los populares en la Cámara Baja.

Por ello, ha pedido al Gobierno que no permita que nadie "ponga en entredicho" a las instituciones españoles, si bien ha matizado acto seguido: "Cuando desde dentro del Gobierno las debilitan,. algunos desde fuera se ven legitimados para hacer lo mismo".

La presidenta de Argentina se manifestó ayer preocupada, dolida y sorprendida por el caso de Garzón, toda vez que la decisión del Tribunal Supremo le resulta "una regresión en la concepción de la justicia universal en materia de derechos humanos".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad