Martes, 18 de Mayo de 2010

'El Bigotes' se niega a declarar ante Pedreira

Ha acudido a la citación del magistrado acompañado por su abogada y "muy tranquilo". Las fiscales no impondrán medidas cautelares contra él

EFE ·18/05/2010 - 10:32h

El considerado responsable de la trama "Gürtel" en Valencia, Álvaro Pérez Alonso, El Bigotes, ha llegado a las 9:30 horas de hoy a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para negarse a declarar ante el juez instructor del caso, Antonio Pedreira. Antes de entrar, Pérez ha asegurado estar "muy tranquilo".

Y tan tranquilo como ha entrado ha salido una hora después, abandonando las dependencias judiciales en compañía de su abogada. Al término de la comparecencia, las fiscales del caso, Miriam Segura y Concha Sabadell, han acordado no solicitar ninguna nueva medida cautelar sobre el imputado, que afronta una fianza de 600.000 euros en concepto de responsabilidad civil. 

Su declaración puede ayudar a clarificar la relación de la Generalitat Valenciana con la red Gürtel y se produce después de que el juez haya recibido varios informes que apuntan a que Álvaro Pérez, como administrador de la empresa Orange Market, recibió un supuesto trato de favor en la adjudicación de contratos por parte del Gobierno regional y del PP valenciano.

Esta comparecencia ante Pedreira ha tenido lugar una semana después de que el Tribunal Supremo (TS) ordenara al TSJ de Valencia reabrir la investigación sobre los trajes que supuestamente la trama regaló al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a cambio de la organización de eventos del partido.

Precisamente, la empresa de El Bigotes, era la proveedora de servicios de la dirección regional del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, organizando mítines, congresos y toda clase de eventos para los populares. Según el sumario, Alvaro Pérez pagó trajes al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, por importe de 12.783 euros.

Las diligencias recogen que Camps acudía a Madrid a instancias de Alvaro Pérez con el fin de adquirir ropa en las tiendas de Milano y Forever Young, en las que trabajaba el testigo José Tomás.

El sumario revela que Correa y El Bigotes tenían una relación muy cercana con el secretario general del PPCV, Ricardo Costa y que éste incluso recurrió a El Bigotes para intentar entrar en el Gobierno de Francisco Camps, en diciembre de 2008. Según las conversaciones contenidas en el sumario, El Bigotes se refiere a Costa como 'un amigo de verdad', al que querría aunque fuera 'un pobre de pedir'.