Martes, 18 de Mayo de 2010

Morales acusa al PP de apoyar un golpe de Estado contra él

El presidente boliviano asegura que los conservadores dieron respaldo económico a sus opositores "a través de una fundación"

EUROPA PRESS ·18/05/2010 - 09:59h

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha acusado al Partido Popular de apoyar a un intento de golpe de Estado en otoño de 2007, dando respaldo económico "mediante una fundación" a los opositores a su gobierno en Bolivia.

Morales, que participó esta mañana en Madrid en los Desayunos Informativos de Europa Press, aseguró haber "leído en la prensa" que "el PP, mediante una fundación", que no identificó, intentó "dividir Bolivia" y respaldar a un "grupo separatista".

El mandatario boliviano se estaría refiriendo a la Fundación Iberoamérica Europa, a la que la Fiscalía boliviana habría acusado de enviar 250.000 euros al país iberoamericano para pagar a "mercenarios" que pretendían llevar a cabo un golpe de Estado y asesinar al presidente boliviano.

Según Morales, se están investigando estos hechos y se sabe que algunos de los instigadores han huido del país, lo que demostraría que son "delincuentes confesos" porque si no hicieron nada "no tienen por qué escapar".

Morales recrimina a Europa que apoye el Gobierno de Lobo en Honduras

El presidente boliviano dijo que se sorprendió cuando leyó "en los periódicos que les financiaban desde Europa, desde España y Estados Unidos". No obstante, quiso dejar claro que "el primer instigador" del frustrado golpe de Estado fue "el embajador de Estados Unidos". En este sentido, bromeó afirmando que "en Estados Unidos no ha habido golpes de Estado porque no hay embajador de Estados Unidos".

Morales defendió en su intervención los logros alcanzados por su partido, el Movimiento al Socialismo, desde que llegó al poder en 2006, y subrayó que sus detractores se pensaban que no aguantaría más de "cinco o seis meses".

Según el mandatario boliviano, cuando vieron que pasó un año y seguía al frente del país intentaron primero derrocarle mediante el "revocatorio" y luego mediante "un golpe de Estado, que felizmente fracasó" porque "ni la Policía ni las Fuerzas Armadas quisieron entrar en esa consideración".

Asimismo, acusó a la "derecha sepultada" de "infiltrarse" en algunos movimientos sociales y de estar detrás de algunas "demandas inalcanzables" para el país.

Por otra parte, destacó que "el proceso que vivimos en Bolivia es una revolución democrática, de liberación, social, cultural y económica" gracias al MAS "un partido gestado en los sectores más abandonados de la historia de Bolivia".

En este sentido, destacó que en su país se optó pasar "de la resistencia a la toma del poder" para "resolver las profundas diferencias" pero no se hizo como en Europa "en base a la bala" sino que "en Bolivia la revolución la hicimos con el voto".

Asimismo,aprovechó para denunciar nuevamente al Gobierno de Porfirio Lobo en Honduras. Según él, Europa, "como gran defensora de los Derechos Humanos, no puede reconocer a personas que vienen de las dictaduras". Además, denunció que "donde hay una base militar estadounidense no se garantiza la democracia, el desarrollo y la integración".