Martes, 18 de Mayo de 2010

Los Lakers inician la final del Oeste con un cómodo triunfo

Reuters ·18/05/2010 - 05:59h

Kobe Bryant brilló el lunes al anotar 40 puntos en el triunfo de Los Angeles Lakers sobre Phoenix Suns por 128-107 en el primer partido de la final de la Conferencia Oeste de la NBA.

Aparentemente sin sufrir consecuencias de los problemas en su rodilla derecha, Bryant encestó 13 de 23 en tiros de campo, anotando 21 puntos sólo en el tercer cuarto para ayudar a que su equipo tomara el control del juego después de que Phoenix arrancara con ventaja en el marcador.

El español Pau Gasol añadió 21 puntos y Ron Artest 14, mientras que Lamar Odom, que comenzó en el banquillo pero jugó más de 30 minutos, colaboró con 19 puntos y 19 rebotes para los Lakers, que buscan llegar a la final contra el ganador de la Conferencia Este para defender el título ganado en 2009.

Para los Suns, el atacante Amare Stoudemire se destacó con 23 puntos, mientras que el escolta Jason Richardson contribuyó con 15.

Ante una multitud de 19.000 aficionados entre quienes se encontraban los actores Dustin Hoffman y Sylvester Stallone, los Lakers fueron virtualmente imparables durante los últimos tres cuartos y terminaron ganando su séptimo partido consecutivo en los playoffs.

Los Suns tuvieron un comienzo prometedoro, con un arranque de 7-0 y una ventaja de 22-17 cuando promediaba el primer cuarto antes de que los Lakers se encendieran. Odom entró inspirado y con 7 puntos ayudó a que su equipo terminara el primer cuarto 35-26 adelante.

Los Lakers mantuvieron el control en el segundo período, sacando una ventaja momentánea de 11 puntos y finalizando la primera mitad ganando 62-55.

Bryant y Gasol brillaron en el tercer cuarto, combinándose en un momento para que Bryant hiciera un mate y pusiera a Los Angeles 17 puntos adelante para el delirio del público local.

Los Lakers llegaron al último cuarto con una ventaja de 93-79 y supieron mantener la distancia y el control, aprovechando la ventaja de estatura para ganar en ambas llaves.

El segundo partido tendrá lugar el miércoles nuevamente en el Staples Center de Los Angeles.