Martes, 18 de Mayo de 2010

El vertido de petróleo causa la primera baja en el Gobierno de Obama

El director de programas de prospección de petróleo y gas del Departamento del Interior, Chris Oynes, renuncia al cargo

EFE ·18/05/2010 - 01:06h

El director de programas de prospección de petróleo y gas del Departamento del Interior, Chris Oynes, renunció hoy al cargo y es la primera baja en el Gobierno del presidente Barack Obama causada por el derrame de crudo en el Golfo de México.

La dimisión fue comunicada por el propio Oynes en un mensaje electrónico dirigido a todos los empleados del Programa de Administración de Proyectos Minerales y de Energía Marinos.

La renuncia de Oynes se produce en medio de una investigación que el Congreso de EEUU lleva a cabo sobre el derrame de petróleo causado por la explosión de una plataforma de British Petroleum en el Golfo de México el pasado 22 de abril.

El derrame amenaza los hábitat marino y terrestre así como las industrias pesqueras y turísticas de los estados de Luisiana, Alabama, Misisipi y Luisiana.

Un "buen comienzo"

La oficina de Oynes se encarga de los análisis ambientales y de las salvaguardas operativas de los proyectos de exploración petrolera y, según sus críticos, se mostraba demasiado negligente en la concesión de licencias.

Uno de ellos, el republicano Darrell Iss, miembro del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno en la Cámara de Representantes, dijo en una declaración que la dimisión de Oynes es un "buen comienzo".

Durante más de una década su oficina se ha caracterizado por la corrupción y la mala administración, agregó.

"Esto no fue obra de una sola persona sino la culminación de una fractura burocrática. La renuncia de una persona es un buen comienzo", pero esa oficina necesita una reforma integral y exhaustiva, añadió.