Martes, 18 de Mayo de 2010

La banca da un ultimátum a Marsans

La agencia de viajes afronta una posible demanda de las aerolíneas

SUSANA R. ARENES ·18/05/2010 - 02:00h

Díaz Ferrán, presidente de la CEOE y dueño de Marsans.SUSANA R. ARENES

Viajes Marsans agoniza. La banca ha lanzado un ultimátum a la empresa de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, y su socio, Gonzalo Pascual (que preside la agencia de viajes) y amenaza con empezar a ejecutar las garantías que ha ofrecido la compañía para respaldar sus créditos.

Esta semana vence el plazo que se dieron los 18 bancos y cajas para reclamar a Marsans los 30 millones que le concedieron el pasado 16 de marzo o, en su defecto, las garantías aportadas, según explican fuentes implicadas en la negociación.

Pero este préstamo sólo era una solución transitoria. A cambio de transigir y reordenar la deuda de Marsans (que algunas fuentes cifran en 400 millones), la agencia de viajes tenía que hacer los deberes, como demostrar que podía lograr liquidez para seguir adelante, por ejemplo, vendiendo activos. "Pero los gestores no están cumpliendo con lo que habían prometido; han engañado a las entidades financieras", señalan las citadas fuentes. Bancos y cajas se preparan para ejecutar las garantías, lo que supone quedarse con filiales, hoteles y otros activos inmobiliarios que Pascual y Díaz Ferrán habían puesto como garantía. En ciertos casos, han intentado hipotecarlos dos veces.

La banca sólo ve una alternativa para Marsans: el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) voluntario. Si la empresa no lo presenta corre el riesgo de que un juez le obligue a hacerlo, ya que así lo piden ahora seis acreedores: cinco hoteles de Canarias y la empresa de cruceros Grimaldi.

Impago a IATA

Los frentes de Marsans se amplían. Ayer, no había constancia de que la compañía haya pagado unos cinco millones que debe a IATA, la organización internacional de aerolíneas, por el sistema de reservas. IATA le retiró la licencia para emitir billetes el pasado 21 de abril, pero Marsans aún le debía una semana de ese mes. Y no puede cumplirlo. Fuentes de IATA explicaron que el impago se traduce en que Marsans se ha apropiado indebidamente de dinero de las aerolíneas. Y las compañías aéreas pueden presentar una demanda por ello.

Una denuncia así acabaría de hundir a Marsans y, con ella, a sus 4.000 empleados. El 70% de las 200 agencias asociadas a esta compañía ya ha decidido irse con Viajes Iberia (de Orizonia) y otras con Viajes Carrefour y Halcón Viajes, informa EP.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad