Martes, 18 de Mayo de 2010

"El uso del hiyab aumenta como fenómeno identitario"

Mona Siddiqui. Teóloga islámica y fundadora del Centro de Estudio del Islam en Glasgow

J. S. ·18/05/2010 - 01:00h

Mona Siddiqui.J. S.

Nacida en Pakistán, Mona Siddiqui se fue a los 5 años con su familia a vivir a Escocia. Allí ha creado el Centro de Estudios del Islam en Glasgow y es comentarista habitual en la BBC y The Times. El pasado 5 de mayo fue invitada por primera vez a la universidad papal Angelicum, en Roma.

¿Qué piensa sobre el velo?

El hiyab, el niqab y el burka se han convertido en el icono del islam en Europa. Esto es perjudicial. Cuando mis padres se trasladaron a Gran Bretaña en la década de 1960, nadie llevaba un hiyab. Su uso ha aumentado en los últimos diez años. Tiene que ver, sobretodo, con un fenómeno identitario. Para mí, es una tragedia que el debate sobre el Islam se haya reducido a un modo de vestir. Llevar o no velo es una opción personal.

¿Debe replantearse el colectivo musulmán la función del velo?

Debe entender que hay un miedo auténtico entre muchos europeos a la visibilidad de las minorías religiosas. No es que le nieguen el derecho a la religión, pero temen que el velo sea sólo el inicio, y que luego lleguen más reivindicaciones. El velo es una imagen de lo que Occidente ha combatido, porque ha luchado por la igualdad de género. El hiyab o el niqab se han convertido en símbolos de lo que Occidente dejó atrás hace mucho tiempo.

Las autoridades religiosas egipcias se oponen al niqab y el burka, no al hiyab.

La cuestión de la modestia, en el Islam, se ha reducido a lo que vistes, en lugar de valorar tu actitud. Hay gente que cree que una vez te cubres, ya eres modesto. El Corán habla de la modestia en la apariencia física, en la actitud, en la forma de relacionarse con la gente...

Entonces, ¿es un discurso que también se deben aplicar los hombres?

Naturalmente. Por eso también es una tragedia que el concepto de modestia se haya reducido al debate en torno a una vestimenta que sólo llevan las mujeres. Las sociedades no pueden progresar si tanto hombres comomujeres no son ciudadanos decentes.

¿Hace bien el Gobierno belga en prohibir el burka?

La ley inflamará a algunas personas, pero a otras las hará pensar por qué se ha prohibido. Se tiene que empezar por alguna parte. El tema no es tanto la forma de vestir, si no saber si prohibir una cosa es un paso para prohibir otra reivindicación mañana.

Por tanto, le parece adecuado prohibir los velos que cubren el rostro

Una sociedad no puede progresar si cada comunidad religiosa piensa que tiene una voz privilegiada y que puede obtener lo que quiera.

Las teólogas feministas católicas se quejan de que la teología dominante es machista. ¿También las islámicas?

Por supuesto. Es la lucha de las musulmanas feministas de hoy. Siempre decimos que el espíritu del Corán es igualitario. Cuando se dirige a los creyentes, lo hace a hombres y mujeres. Lo que ha pasado es que ese espíritu ha sido negado por algunos sectores de la sociedad, como ha pasado en otras religiones. Todas han silenciado a las mujeres.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad