Lunes, 17 de Mayo de 2010

Europa y Mercosur vuelven a negociar

El acuerdo para liberalizar el comercio se topa con los recelos de varios países europeos

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·17/05/2010 - 23:09h

Los asistentes a la cumbre UE-Mercosur. - Ángel Navarrete

Europa y los cuatro países del Mercosur se quieren dar una segunda oportunidad para crear una gigantesca zona de libre comercio. En la cumbre entre la Unión Europea y Mercosur -Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay-  en Madrid, se acordó reabrir las negociaciones para un acuerdo de asociación.

Este pacto es uno de los proyectos estrella de la presidencia europea de España. La expectación venía justificada por seis años de desencuentros, después de que las relaciones entre la UE y el Mercosur encallaran en 2004. Seis años después, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la decisión de la UE de "reanudar negociaciones" para lograr un "acuerdo de asociación ambicioso y equilibrado".

Pero las reticencias de varios países europeos con fuertes intereses agrícolas, encabezados por Francia, amenazan con frustrar el segundo intento de forjar una alianza comercial entre los continentes.

De alcanzarse, sería el pacto de libre comercio "más importante de todos los suscritos por la UE", según subrayó Zapatero, al englobar a 700 millones de ciudadanos y alcanzar un potencial de exportaciones en ambas direcciones de 5.000 millones de euros. "Tenemos que dejar de vernos como clientes para vernos como socios", comentó la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en la rueda de prensa posterior a la reunión entre los dos bloques.

Se crearía un mercado de 700 millones de habitantes

Mercosur -300 millones de habitantes y el cuarto PIB mundial- y la UE reanudarán así en la primera semana de julio sus conversaciones para derribar los aranceles que protegen los intereses agrícolas y ganaderos europeos.

Volver a sentarse ya supone un éxito, según destacó Fernández de Kirchner, así como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. Ambos saludaron la reanudación de conversaciones como una buena noticia, a pesar de la dificultad que conllevará cerrar un acuerdo que salve las reticencias de buena parte de los países de la UE.

España había convertido la reanudación de relaciones en una de las prioridades del semestre europeo. Sin embargo, Francia, Irlanda y Rumanía lideraron los recelos europeos a relajar los aranceles que protegen al sector agrícola y ganadero de los 27, según admitieron fuentes de la negociación.

Una mayoría de países comunitarios mostraron en Bruselas, durante el Consejo de Ministros de Agricultura, su preocupación por este reinicio de conversaciones para un acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur. Un total de 16 países de la UE expresaron su temor a que la negociación desemboque en un pacto que perjudique a los agricultores y ganaderos europeos.

El pacto es una de las prioridades de la presidencia española de la UE

Diez países, Francia, Irlanda, Grecia, Hungría, Austria, Luxemburgo, Polonia, Finlandia, Rumanía y Chipre, suscribieron una declaración en la que alertan de la amenaza que supone el reinicio de conversaciones con el bloque latinoamericano y rechazaron nuevas cesiones agrícolas. Junto a ellos, los ministros de Italia, Lituania, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia y Bélgica mostraron también su inquietud.

Por otro lado, países con una importante industria exportadora, como Alemania, están a favor de lograr un acuerdo de asociación con Mercosur.

Circunstancias diferentes

"Los grandes inconvenientes nunca han venido del Mercosur, sino de algunos países europeos que temen por los subsidios agrícolas", dijo la mandataria argentina.
La responsable española de Agricultura, Elena Espinosa, llamó a la calma recordando que aún no hay nuevas ofertas sobre la mesa y únicamente se está hablando del reinicio de una negociación.

Para Espinosa, han cambiado las circunstancias respecto a las fallidas las negociaciones en 2004, porque estas coincidían con la malograda Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

España promete "resultados históricos"

60 jefes de gobierno
La cumbre entre la Unión Europea y los países de América Latina y el Caribe se celebra cada dos años. Se produjeron encuentros bilaterales con Chile, los estados del Caribe y el bloque del Mercosur. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, prometió “resultados concretos e históricos” para una cumbre cuyas conclusiones solemnizarán hoy 60 jefes de Estado y de Gobierno en Madrid bajo presidencia española.

Documento de Madrid
Además de la reapertura de las negociaciones con Mercosur, Moratinos defendió el contenido “histórico” de una cumbre que sellará el denominado ‘Documento de Madrid’. El ministro se limitó a anunciar la creación del primer programa de trabajo que servirá para “garantizar la continuidad de los objetivos”.

Línea financiera
Además, Moratinos aplaudió la puesta en marcha de la Fundación Eurolat, la constitución de una “nueva línea financiera” para América Latina y el Caribe, y la firma de acuerdos comerciales con Colombia y Perú. La crisis económica no pasará factura a las relaciones, que no se verán afectadas, “sino todo lo contrario”, según se comprometió Moratinos en la jornada de arranque.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad