Lunes, 17 de Mayo de 2010

El euro se recupera tras tocar mínimos de 4 años frente al dólar

Reuters ·17/05/2010 - 14:53h

El euro subía frente al dólar el lunes ante un alza del apetito por el riesgo, tras conocerse una fuerte demanda por valores financieros estadounidenses de largo plazo y tras un ajuste de posiciones por parte de inversores que habían apostado por una mayor caída de la moneda.

Previamente, el euro cayó a un mínimo en cuatro años frente al dólar al persistir los temores sobre el impacto económico que podrían tener las duras medidas de austeridad anunciadas en varios países europeos para afrontar la crisis de deuda. Sin embargo, su suerte revivió en medio de compras de euros de bancos alemanes.

Un informe del Tesoro estadounidense mostró que los inversores extranjeros alcanzaron un récord de compras de valores estadounidenses de largo plazo en marzo, comprando 140.500 millones de dólares (unos 113.000 millones de euros) y dejando atrás un máximo anterior registrado en el 2007.

"El euro subió después de que los datos del Tesoro inyectaron un poco de apetito por el riesgo", dijo Kathy Lien, directora de análisis cambiario de GFT en Nueva York.

En la mañana de Nueva York, el euro operaba en torno a los 1,2405 dólares, con un alza diaria del 0,4 por ciento.

El euro ha caído más de un siete por ciento frente al dólar este mes y cerca de un 14 por ciento en lo que va del año, lo que la convierte en la moneda de peor rendimiento del mundo.

La moneda europea habían extendido sus pérdidas en Asia tras caer por debajo del mínimo de 1,2330 dólares alcanzado en octubre de 2008 tras la caída de Lehman Brothers. También llegó a bajar a 1,2234 dólares en la plataforma electrónica EBS, su mínimo desde abril de 2006.

Frente al yen, el euro subía un 0,3 por ciento a 114,75 yenes, tras caer a 112,47 yenes en las operaciones de Asia.

En tanto, la libra bajó a 1,4249 dólares, un mínimo desde marzo de 2009, antes de recuperarse a 1,4501 dólares, aún con una caída diaria del 0,3 por ciento. La moneda recibió un golpe con la noticia de que las alzas en los precios de las casas británicas vistas en el último año se estarían enfriando.

El dólar amplió brevemente su caída frente al yen cuando se conoció una desaceleración en la actividad fabril del estado de Nueva York. El dólar cotizaba luego a 92,51 yenes, con un alza del 0,1 por ciento frente al cierre del viernes.

La debilidad del euro y de la libra ayudó al índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense frente a otras seis monedas, a subir por encima del nivel de 87,00, un máximo desde marzo de 2009. Luego, este índice cedía a 86,051, un mínimo de la sesión.