Lunes, 17 de Mayo de 2010

ETA asume que no habrá segunda negociación

Rubalcaba revela que la banda ve más "garantías" en el PP

PEDRO ÁGUEDA ·17/05/2010 - 14:14h

Un año después de que Patxi López se convirtiera en lehendakari con el apoyo del PP, la secretaria general de este partido, María Dolores de Cospedal, ha situado la alianza constitucionalista en "peligro de muerte". Fue un titular de prensa el que logró ayer lo que no había conseguido el ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja con sus continuas denuncias de un supuesto segundo proceso de negociación entre el Gobierno y ETA.

Según una información de El Mundo, un documento incautado a la organización terrorista admite mantener abierta la vía Txusito, en referencia al presidente del PSE, Jesús Eguiguren, principal muñidor del anterior proceso de paz. Fue suficiente para que De Cospedal exigiese una rectificación pública del Gobierno, a pesar de que ya sabía que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, había telefoneado a su interlocutor en el PP, Federico Trillo, para negar cualquier vía de negociación con la banda.

No bastó. Y minutos después de que la número dos de los conservadores hablara en la sede de Génova, a 500 metros de allí Rubalcaba decía: "El PSOE, y eso incluye al PSE, no quiere ver a ETA ni en pintura". El ministro dijo no haber leído el documento de la banda, pero se presentó en la rueda de prensa con un grueso informe del Servicio de Información de la Guardia Civil que resumía y analizaba la documentación incautada, redactada por los terroristas en el verano de 2009 a modo de "reflexión general", antes incluso de la operación que llevó a la cárcel a los líderes de la izquierda abertzale por intentar formar Bateragune.

La alusión a los contactos con Eguiguren no fue valorada por los investigadores como para incluirla en su informe. Aunque sí esta otra sobre una posible negociación: "Hay más opciones y garantías con el PP", según leyó textualmente Ru-balcaba. En otro punto del informe realizado por la Guardia Civil existe un segundo del CNI en el que tampoco se alude a la vía Txusito, ETA afirma: "No hay opción para llevar a cabo otro proceso con el PSOE, ni proceso de negociación, ni Proceso Democrático", expresión esta última que viene utilizando la izquierda abertzale para referirse a un nuevo periodo en el que pueda regresar a las instituciones y ETA no ejerza la violencia, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

En otro punto del informe, este sí trasladado públicamente por Rubalcaba, la banda dice: "No es que el PSOE no quiera el proceso (que no lo quiere), somos nosotros los que no queremos llevar a cabo un proceso con un representante del Estado así". A continuación, el ministro pidió a De Cospedal que, "por favor, no enrede con las cosas de comer" y añadió que no había preguntado a Trillo si su partido mantiene alguna vía abierta con ETA cuando le informó de lo que decía la banda sobre las posibilidades de negociar con el PP.

El PSE también desmiente

Otro de los protagonistas de la polémica, el Partido Socialista de Euskadi, se apresuró a desmentir cualquier "vía de negociación abierta, ni directa ni indirectamente, con ETA".

En un comunicado, la formación que preside Eguiguren recordó que ha manifestado "reiteradamente que la única vía abierta es la del combate al terrorismo". "Ese es el único camino que vamos a recorrer. Por tanto, no hay ni el más mínimo resquicio de duda respecto de nuestra voluntad de terminar con ETA y hacer posible un escenario de una sociedad vasca en paz y libertad", dijo el PSE, según informa Guillermo Malaina.

Prevenido por los análisis que consideran a Eguiguren capaz de abrir vías de negociación con ETA al margen de su propio partido, Rubalcaba especificó que tanto el rechazo expresado por la banda en sus escritos a negociar con el PSOE, como la estrategia de no negociación que sigue el Gobierno en la lucha antiterrorista, "afectan al PSOE y a todas sus federaciones", también al PSE.

El Gobierno vasco emitió igualmente un comunicado en el que decía que la única vía abierta es la que "conduce a la cárcel a los terroristas y a sus colaboradores".