Lunes, 17 de Mayo de 2010

ENFOQUE-Escuelas EEUU ofrecen alimentos frescos sin subir costos

Reuters ·17/05/2010 - 12:04h

Por Lisa Baertlein

Miles de escuelas públicas de Estados Unidos están asociándose con productores locales para poner más frutas y verduras frescas en los almuerzos de los alumnos, sin alterar los presupuestos ni recibir ayuda alguna de célebres chefs.

Las escuelas están dando los primeros pasos para incorporar más alimentos frescos y caseros, tal como lo recomienda el chef británico Jamie Oliver, quien encabezó una campaña por mejorar los almuerzos escolares en su país.

Sin embargo, los alimentos procesados y baratos aún dominan las dietas en las escuelas de Estados Unidos.

Impulsores del proyecto, como el presidente de Estados Unidos Barack Obama, proponen una mayor inversión en las comidas escolares que alimentan a algunos de los niños más necesitados del país.

El objetivo es crear hábitos alimenticios más saludables y reducir los índices de obesidad que están moviendo casi 150.000 millones de dólares en gastos médicos cada año.

Casi un tercio de los niños estadounidenses son obesos o tienen sobrepeso y expertos en salud pública están advirtiendo que esta generación de jóvenes podría ser la primera en vivir menos años que sus padres.

El problema es tan severo que ha captado la atención del Ejército de Estados Unidos.

El mes pasado, dos generales retirados dijeron en una columna del Washington Post que tener sobrepeso o ser obeso ahora era la principal razón médica por la que se estaba rechazando a reclutas para el servicio militar y que los índices de obesidad amenazaban la fuerza futura del Ejército.

El granjero local Bob Knight provee a 23 distritos escolares del sur de California con productos a precios competitivos, dándoles a niños pobres el acceso a productos vendidos a clientes adinerados por medio de mercados de productores o ventas directas.

"Estamos tomando esa comida elitista y llevándola a los niños que jamás tienen acceso a ella", dijo Knight.

Michelle Ratcliffe, gerente del programa "De la granja a la escuela" para el Departamento de Agricultura del Estado de Oregon, dijo que las escuelas necesitaban más dinero para mejorar los contenedores del medio de las bandejas, donde es común encontrar carnes procesadas y pizza llena de grasa.

Con ese fin, el subsecretario de Agricultura de Estados Unidos, Kevin Concannon, se sumó al pedido del presidente y la primera dama Michelle Obama de 10.000 millones de dólares más para financiar programas escolares de desayuno y almuerzo en el transcurso de una década.

"Uno paga más por mejores alimentos y eso es cierto para las instituciones también. Creo que hay que reconocer eso. El beneficio de esas inversiones será enorme", sostuvo Concannon.

Cada día, las escuelas de Estados Unidos sirven unos 11 millones de desayunos y 31 millones de almuerzos.

Una propuesta en el Congreso pide un incremento de fondos por 4.500 millones de dólares en el transcurso de 10 años y exigiría que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos establezca nuevos estándares para las comidas escolares, ya sea que se sirvan en un comedor o estén a la venta en máquinas.

El dinero adicional aumentaría lo que las escuelas reciben por cada comida servida de 2,68 a 2,74 dólares y aportaría dinero para programas "De-la-granja-a-la-escuela", jardines escolares y capacitación.

Actualmente, después de los costos en mano de obra y gastos generales, a las escuelas les queda aproximadamente un dólar por almuerzo para gastar en comida. En consecuencia, muchas dependen de alimentos poco caros como la pizza, bastoncitos de pollo y carnes enlatadas.

MAS FRUTAS Y VERDURAS

Mientras los políticos se pelean por dinero, 15 sistemas escolares -incluyendo el Distrito Escolar Riverside Unified de California, el de Eugene en Oregon, las Escuelas Públicas del Condado de Jefferson en Kentucky y las de Boston- está trabajan con el Estado para fortalecer los programas que ya están en funcionamiento en miles de establecimientos.

Rodney Taylor, quien se hizo conocido por llevar barras de ensaladas a las escuelas de la afluente Santa Mónica, California, se mudó a Riverside Unified en el 2002.

Como director de servicios de nutrición de Riverside Unified, él supervisa casi cuatro decenas de escuelas que sirven productos de granjeros locales, y en algunos casos, de los jardines de las escuelas.

Más de la mitad de los almuerzos servidos en el distrito -en una zona con algunas de las más altas ejecuciones hipotecarias y mayor desempleo del país- son gratuitos o baratos, sostuvo Taylor.

"Mi objetivo fue darles acceso a aquellos estudiantes que podrían no tener acceso (...) Puedo garantizarle que no tienen un tazón de frutas sobre su mesa del comedor", indicó Taylor.

Todos, excepto dos de las 31 escuelas primarias del distrito, tienen barras de ensaladas y el chef del distrito está creando ensaladas envasadas y sándwiches hechos con ingredientes frescos para satisfacer las preferencias de los estudiantes más grandes.

Taylor dijo que un 47 por ciento de los estudiantes en el distrito estaban almorzando en la escuela en el 2002. La participación ahora es de casi 70 por ciento, ayudada por la promoción de los menús escolares y la recesión.

"Necesitamos regresar a alimentos más básicos, el tipo que provee este programa (...) Creo en el potencial de los programas de nutrición basados en la escuela para ayudar a los niños a crecer con saludables hábitos alimenticios", dijo Concannon durante una reciente visita a Riverside.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad