Lunes, 17 de Mayo de 2010

BP logra el primer éxito en la contención del derrame de crudo

Reuters ·17/05/2010 - 05:40h

El gigante energético BP obtuvo el domingo un éxito relativo en la contención del petróleo que brota en el golfo de México y dijo que podría detener el flujo de forma permanente en alrededor de una semana.

Pero las informaciones de enormes columnas de petróleo en el golfo, incluida una que alcanzaba los 16 kilómetros de largo, 4,8 kilómetros de ancho y 91 metros de espesor, subrayaron el impacto ambiental del derrame mientras la crisis llega a su día número 24.

El crudo fluye sin control hacia el mar desde un pozo dañado ubicado a 1,6 kilómetros bajo la superficie del mar, amenazando con provocar un desastre ecológico y económico en la costa de Estados Unidos.

Después de que otros intentos por contener el derrame fallaran, BP Plc tuvo éxito al insertar un tubo dentro del pozo de la filtración y capturar algo de petróleo y gas.

La operación submarina requirió robots guiados para insertar un pequeño tubo en un ducto de 53 centímetros, conocido como elevador, y desviar el petróleo hacia un buque en la superficie.

"Funciona como se planeó y estamos aumentando muy lentamente el ritmo que viene desde el elevador hasta la superficie", dijo el vicepresidente ejecutivo de la empresa Kent Wells a la prensa en la sede estadounidense de BP, en Houston.

"Por lo tanto tenemos petróleo y gas llegando al buque ahora", agregó.

Sin embargo, no todo el petróleo estaba siendo canalizado. Wells indicó que era muy pronto para decir cuánto había logrado bombearse al buque.

"Este es un buen paso adelante", dijo Satish Nagarajaiah, profesor de ingeniería civil y mecánica de la Universidad Rice de Houston, aunque sostuvo que la herramienta para desviar el crudo difícilmente capture más del 15 o el 20 por ciento del recurso natural.

"NO ES UNA SOLUCIÓN"

La administración del presidente Barack Obama restó importancia al último avance de BP.

"Esta técnica no es una solución para el problema, y aún no está claro lo exitosa que será", dijeron en un comunicado conjunto la secretaria de Seguridad Interior Janet Napolitano y el secretario del Interior Ken Salazar.

Las preparaciones de una maniobra para inyectar fango en el pozo y detener la filtración para siempre estaban en curso y estarían terminadas en 7 ó 10 días, dijo Wells.

Robots submarinos preparan caños y mangueras alrededor del pozo para bombear hasta 40 barriles por minuto de lodo dentro del pozo.

La mayor esperanza de BP para detener el flujo de crudo del pozo a corto plazo es un fango especial, una mezcla pesada de materiales sintéticos que los técnicos tratarán de inyectar dentro del pozo para formar una barrera que impida la fuga de los hidrocarburos.

Si esa mezcla no sirve para sellar el pozo, BP tratará de introducir pelotas de golf, fragmentos de neumáticos y otros materiales a fin de taparlo.

El éxito del domingo siguió a un revés previo, cuando un cable que llevaba el petróleo a la superficie se enredó.

El derrame comenzó después de la explosión del 20 de abril de la plataforma de perforación Deepwater Horizon, que dejó 11 trabajadores muertos. Amenaza con eclipsar el derrame del Exxon Valdez de 1989 frente a Alaska, el peor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos.

RIESGO POTENCIAL PARA LOS CAYOS DE FLORIDA

Hasta ahora, los vientos han empujado a la gigantesca mancha hacia el oeste.

Pero de acuerdo con la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional, el borde sur del derrame podría dirigirse hacia una potente corriente marítima que podría llevarla hacia el este, hasta los Cayos de Florida, e incluso a la plataforma marítima atlántica de Estados Unidos.

Los responsables dijeron que hasta el momento el derrame ha tenido un impacto mínimo en la costa y para la vida salvaje, pero los restos de crudo y alquitrán han comenzado a llegar a una barrera de islas y playas de Luisiana, Alabama y Misisipi.

"Con lo desagradables que son, son más manejables que una marea negra. Se pueden recolectar. Se pueden limpiar y tenemos equipos haciéndolo", dijo el contramaestre de la Guardia Costera Luke Pinneo, refiriéndose al reciente descubrimiento de pelotas de alquitrán en Luisiana.

Científicos y residentes de la costa del Golfo dicen que su mayor preocupación es la esperada llegada de petróleo a los ambientalmente frágiles pantanos y marismas donde abundan los camarones, ostras, cangrejos, peces, pájaros y vida silvestre.

El New York Times y otros medios informaron el sábado de que algunos científicos habían encontrado enormes columnas de petróleo concentrado moviéndose hacia la superficie del océano en el golfo, indicando que el derrame podría superar las estimaciones de BP y el Gobierno.