Lunes, 17 de Mayo de 2010

"Mejor, Michael va a perder puntos"

Ferrari avisó a Alonso para que no adelantara a Hamilton

AGENCIAS ·17/05/2010 - 08:00h

EFE/Kerim Okten - Fernando Alonso.

Mucho antes de que los comisarios de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) decidieran sancionar a Schumacher, Fernando Alonso lo tenía claro. Satisfecho por la remontada y seguro de sí mismo, compareció ante la prensa en las dependencias de Ferrari. "En las últimas vueltas que hicimos tras el coche de seguridad, yo veía que Hamilton iba muy despacio y tuve la tentación de adelantarle, pero insistieron por radio en que no podía hacerlo. Así que cuando vi a Michael (Schumacher) que me pasaba, pensé: mejor unos puntos que va a perder...", pronosticó el español.

Alonso cruzó séptimo bajo la bandera a cuadros tras ser adelantado por el alemán en la última curva, pero dos horas y media más tarde recuperó la sexta plaza, puesto que el adelantamiento del Káiser no fue legal. Según dicta el artículo 40.13 del Código Deportivo de la FIA, una vez que el coche de seguridad deja la pista libre, no se puede rebasar a ningún rival hasta que se cruza la línea de meta.

"Toda la última vuelta el equipo me decía que estaba prohibido adelantar en esa vuelta, que el coche de seguridad se iba a retirar, pero simbólicamente, para que los vencedores no entraran detrás de él", siguió explicando el asturiano.

Tampoco se mordió la lengua Alonso al comentar la dura pugna con Di Grassi, al que sólo pudo adelantar después de tres vueltas de acoso. "He perdido algunas opciones por culpa de Di Grassi, que debía pensar que se estaba jugando en Mónaco el campeonato del mundo... Allá él. De no ser así, creo que hubiera podido estar delante de Hamilton (quinto al final de la carrera", aseguró el piloto de Ferrari.

En cuanto a su actuación general, el ovetense reconoció haber acabado con "muy buen sabor de boca". Y resumió la táctica empleada por la escudería italiana: "La verdad es que ha sido una buena carrera. Había dos puntos claves: primero, superar en la pista a los seis coches lentos y, segundo, adelantar al máximo posible con la estrategia".

"No me imaginaba una carrera así, sobre todo con un coche salido de la nada, donde incluso hubo que montar el cableado reconoció Fernando Alonso. Su comportamiento fue excelente; el de los neumáticos, perfecto, y le doy un diez al equipo".

"Al final ha salido todo mucho mejor de lo esperado. Los neumáticos han aguantado mejor de lo que pensábamos: 77 vueltas con un juego que, además, ha acabado en buenas condiciones", insistió.

Mejoras para Turquía

En F1, todo va deprisa dentro y fuera de la pista, así que el español y Ferrari ya están pensando en la próxima cita, el G. P. de Turquía que se disputará el 30 de mayo. En el circuito de Estambul, intentarán asaltar el liderato que, tanto en la clasificación de pilotos Webber y Vettel empatan a 78 puntos como en la de constructores, copa Red Bull.

Alonso reconoció que tienen preparadas varias mejoras aerodinámicas y concretó una de ellas, la referida al famoso conducto F que afecta al alerón trasero. "Debería funcionar mejor que en Barcelona, aunque esperamos que Red Bull muy, muy fuerte de nuevo en un circuito normal como es el de Estambul", advirtió el bicampeón mundial.