Domingo, 16 de Mayo de 2010

El mendigo al que Lama dio limosna: "Me siento herido y molesto"

Kalle, así se llama, tiene 49 años y dice que "nadie me pidió permiso" para grabarle

PÚBLICO.ES ·16/05/2010 - 17:46h

El mendigo que Manolo Lama sacó en directo para que los aficionados del Atlético de Madrid en Hamburgo "echaran pasta al amigo", se siente "herido y realmente molesto" por la ocurrencia del periodista de Cuatro y la Cadena SER.

Kalle, de 49 años, asegura que en ningún momento "nadie me pidió permiso" para salir en directo en un informativo y mucho menos para que se burlaran de él. 

El mendigo, que ha hablado para el periódico alemán Morgen Post, aclaró además que no entendía una palabra de lo que pasaba a su alrededor y que al final entre Lama y el resto de aficionados atléticos que se habían desplazado a Hamburgo para ver la final de la Europa League le dejaron cinco euros.

El vídeo de la conexión de Lama corrió como la pólvora por Internet y destapó todo tipo de críticas contra el periodista. De hecho, ante el aluvión de críticas en blogs, foros y redes sociales, Cuatro y el propio periodista se vieron obligados a pedir disculpas.

Durante la previa del partido, el periodista anunció a los espectadores que tenía "una sorpresa". Lama apareció al lado de un mendigo que aparecía tapado con una manta pidiendo limosna y aseguró que iba a demostrar que los atléticos son solidarios. Entre risas, los presentes y el propio presentador comenzaron a echar monedas al hombre. Algunos de los presentes posaron teléfonos móviles, bufandas o tarjetas de crédito coreados por Lama: "La Visa de un colega", animaba.

Al día siguiente, al finalizar los deportes de los informativos de Cuatro, Lama quiso aclarar que él sólo "pretendía sacar una sonrisa a esa persona", por lo que se disculpó y mandó "un beso a todos lo se sintieron mal" por el incidente.

En la red social Facebook se ha llegado a crear un grupo con casi 20.000 apoyos para pedir el despido de los responsables de "humillar" al mendigo. En Twitter varios usuarios se confesaron "indignados" mientras que otros dicen que el espacio deportivo se ha convertido en telebasura.