Domingo, 16 de Mayo de 2010

Rescatados los cadáveres de los tripulantes de la avioneta estrellada ayer en Castellón

EFE ·16/05/2010 - 13:00h

EFE - Vista de las inmediaciones del lugar en el que se produjo un accidente de una avioneta de la empresa Avialsa que trabajaba en la extinción de un incendio entre La Sènia (Tarragona) y Tinença de Benifassà (Castellón), y que ha causado la muerte de dos personas.

La Guardia Civil ha rescatado esta mañana los cadáveres del piloto y el operador de vuelo que murieron ayer tarde tras estrellarse en La Pobla de Benifassà (Castellón) la avioneta que tripulaban, contratada por los Bomberos de la Generalitat catalana para la extinción de un incendio.

Según han informado en una nota los Bomberos de la Generalitat, los cuerpos sin vida de los tripulantes han sido rescatados por agentes del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil entre los restos de la avioneta, que se estrelló en un barranco en una zona de orografía difícil.

Posteriormente, los cadáveres han sido trasladados en helicóptero al Instituto Anatómico Forense de Castellón.

El accidente de la avioneta, de la empresa Avialsa y que había salido de Sabadell (Barcelona), ocurrió ayer por la tarde mientras acudía a la extinción de un incendio desatado entre La Sènia (Tarragona) y Tinença de Benifassà (Castellón).

La avioneta, que había sido contratada por los Bomberos de la Generalitat de Cataluña para colaborar en las tareas de extinción, se estrelló a las 16.42 horas contra una montaña del barranco de Castellar, situada en al zona norte del pantano de Ulldecona, en el término municipal de Pobla de Benifassà (Castellón).

La Dirección General de Aviación Civil ha asumido la investigación del accidente, cuyas causas se desconocen todavía aunque podría obedecer al fuerte viento que soplaba en el barranco, situado en una zona de difícil orografía.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad