Domingo, 16 de Mayo de 2010

Cerrado el espacio aéreo de Irlanda del Norte por la nube volcánica

EFE ·16/05/2010 - 09:45h

EFE - Un grupo de pasajeros hacen cola en el aeropuerto internacional de Birmingham, Reino Unido. EFE/Archivo

El espacio aéreo de Irlanda del Norte fue parcialmente cerrado hoy al tráfico aéreo a causa de "una nube de ceniza volcánica de alta densidad (procedente de Islandia) que se acerca con rapidez" a este territorio y a la isla de Man, informó hoy el Centro de Control del Tráfico Aéreo (NATS).

Las restricciones afectarán entre las 06.00 horas GMT y las 12.00 horas GMT de hoy a los aeropuertos de Belfast International y Belfast Harbour & Ronalsdway, en la isla de Man, añadió.

El resto del espacio aéreo del Reino Unido permanece abierto, pero las autoridades de aviación civil advirtieron de posibles cierres en las próximas horas si la nube volcánica avanza sobre las islas, en una situación que se mantendrá hasta el martes.

Además, las autoridades de Irlanda también advirtieron de la posibilidad de imponer restricciones en otros aeropuertos menores del noroeste del país a partir de las 06.00 horas GMT en función de como evolucione la nube procedente del volcán Eyjafjalla.

Los dos principales aeropuertos internacionales del país, Dublín y Shannon, permanecen abiertos al menos hasta las 12.00 horas GMT.

Las previsiones de la Oficina de Meteorología británica (Met Office) es que los vientos actuales del noroeste empujen la nube de ceniza a través de Escocia e Inglaterra hasta el sur del país y puedan afectar a la zona de Londres, donde están los mayores aeropuertos del país, durante la jornada del martes.

La buena noticia para quienes vuelen con destino u origen en el Reino Unido es que el miércoles, según estas mismas previsiones, la nube ya se habrá dispersado en el espacio aéreo británico.

El ministro de Transporte, Philip Hammond, declaró que "la seguridad de los pasajeros" es su "preocupación principal" y anunció la decisión de publicar previsiones sobre la evolución de la nube con cinco días de antelación.

El objetivo, explicó el ministro, es que las aerolíneas y los viajeros puedan anticipar la situación con tiempo y tomar las decisiones que consideren oportunas.

No obstante, el ministro de Transporte subrayó que "la situación es muy cambiante" y que las previsiones, que se revisarán cada seis horas, "están sujetas a cambios".

Una portavoz de la Met Office informó de que el volcán ha mostrado una mayor actividad en las últimas horas, con un penacho de ceniza volcánica que ha alcanzado una altura de 7.620 metros y que viaja hacia las islas británicas por los vientos noroeste, que se espera que cambien a mediados de la semana entrante.

La ceniza del volcán ya causó el cierre del espacio aéreo británico durante seis días del mes de abril, impidió el regreso a casa de 150.000 británicos y causó pérdidas multimillonarias al sector de la aviación, el turismo y las aseguradoras.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad