Domingo, 16 de Mayo de 2010

El Gobierno tailandés da un ultimátum a los 'camisas rojas'

Pone de plazo hasta mañana para que los manifestantes se retiren de las zonas ocupadas

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·16/05/2010 - 09:29h

Decenas de personas se atrincheran tras los neumáticos ardiendo para evitar los disparos de los soldados. EFE/Udo Weitz

El Gobierno tailandés ha dado de plazo a los camisas rojas hasta las 15.00 hora local (08.00 GMT) de mañana para abandonar voluntariamente la zona que ocupan en el centro comercial de Bangkok. El portavoz del Ejército, coronel Samsen Kaewkamnerd, comunicó a la prensa que aquellos manifestantes que abandonen la base roja antes de que se cumpla el plazo no serán acusados de infringir la ley.

Sin embargo, no facilitó detalles acerca de las acciones que las autoridades emprenderán contra aquellos manifestantes que decidan permanecer en la base roja una vez transcurrido el plazo.

El Gobierno tailandés se ha propuesto ahogar la protesta de los 'camisas rojas' con el despliegue del Ejército en torno al campamento que los opositores han levantado en pleno centro de Bangkok y la adopción de medidas de gran dureza como la declaración de una zona "fuego libre" en la que está permitido el uso de la fuerza letal contra todo aquel que intente atravesarla.

Marcha atrás en el toque de queda

El Gobierno de Tailandia ha dado marcha atrás a su plan de declarar hoy el toque de queda en la zona central de Bangkok. El Ejecutivo y el Ejército indicaron horas atrás que a lo largo del día anunciarían la imposición del toque de queda en respuesta a la violencia que se ha apoderado de las inmediaciones de la zona ocupada por los manifestantes. Sin embargo, el segundo al mando del Estado Mayor del Ejército, el general Aksara Kerdhpol, ha anunciado finalmente en una conferencia de prensa que "no es necesario por ahora emplear esta medida, porque tememos que puede tener un impacto adverso".

Los disturbios han causado al menos 25 muertos y unos 200 heridos desde que el Ejército emprendió el pasado jueves una amplia operación para cercar a los miles de camisas rojas que se atrincheran desde hace cinco semanas en el centro comercial de la capital.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias de Tailandia se preparan para evacuar a miles de los niños, mujeres y personas mayores que se encuentran en el campamento de los manifestantes en el corazón comercial de Bangkok, que está cercado por los soldados.

Prosiguen los enfrentamientos armados

Los francotiradores del Ejército tailandés han abatido hoy a dos manifestantes cuando varios cientos se concentraban en la inmediaciones de la zona central de Bangkok ocupada por los camisas rojas, dijeron testigos y fuentes médicas.

El Gobierno ha decretado una zona de fuego libre

Los dos incidentes ocurrieron en la avenida Rama IV, al este de la base roja y en el mismo lugar en el que durante los últimos tres días varias personas han muerto por disparos de los soldados.

El centro de emergencias, que coordina la asistencia sanitaria, indicó que el manifestante recibió un balazo en la cabeza y que falleció cuando era trasladado al hospital.

La otra persona alcanzada por un disparo hecho por los tiradores del Ejército fue una mujer de unos 30 años, que según relatos de testigos observaba a los manifestantes desde un lado de la calle.

Entre el caos 

Según el Gobierno, tras las barricadas y empalizadas levantadas por los manifestantes para protegerse de una eventual carga de las fuerzas de seguridad hay unas 6.000 personas, una cifra que los cabecillas del frente elevan por encima de 10.000.

53 personas han muerto y 1.600 están heridas desde el comienzo de los enfrentamientos

Mientras que las calles próximas a la zona de conflicto continúan casi desiertas y bloqueadas por soldados, en el resto de Bangkok, ciudad con una extensión de 1.568 kilómetros cuadrados, la gente sigue con sus quehaceres cotidianos.

Desde que el pasado 12 de marzo comenzaron las protestas, al menos 53 personas han muerto y unas 1.600 han resultado heridas en explosiones de granadas, otros artefactos y enfrentamientos entre las tropas y los manifestantes que persiguen la caída del Ejecutivo.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad