Domingo, 16 de Mayo de 2010

Europa hace otro agujero al cinturón

La mayoría de los países lanza planes de ajuste para rebajar un déficit de medio billón de euros

P. GONZÁLEZ ·16/05/2010 - 09:00h

Un fantasma recorre Europa, el fantasma del déficit público. Y la mayor parte de los países europeos anuncia o prepara planes para reducir sus números rojos. Toca apretarse el cinturón y, si es necesario, hacerle otro agujero.

Hace poco más de un año, tras el impacto de la crisis financiera a raíz de la quiebra de Lehman Brothers, el problema era el crecimiento del PIB y la mayor parte de las economías abrieron el grifo de los planes de estímulo, para sostener la actividad y el consumo.

La deuda pública de la Eurozona equivale al 93% de su riqueza

Aquel gasto y, especialmente para algunos países, el desplome de la recaudación por la recesión (los ingresos públicos han caído en 2009, de media, un 4%) han dejado un importante agujero en las cuentas públicas que toca cerrar. Según las cifras de la Comisión Europea, los 16 países de la Eurozona acumularon en 2009 un déficit superior al medio billón de euros; en concreto, 565.112 millones, tres veces más que en 2008.

Además, un año antes, en 2007, la mitad de los países del euro tenía sus cuentas limpias, con superávit, España entre ellos. Al cierre de 2009, todos sufren déficit, y el español es el tercero más alto, en relación con su PIB, del 11,2% (le superan Grecia e Irlanda). Fuera de la Eurozona, también hay países con importantes agujeros presupuestarios, con Reino Unido a la cabeza, que tiene un déficit del 11,5% .

Los mercados vienen mostrando en las últimas semanas sus dudas sobre la capacidad de muchos países para poder sostener sus cuentas públicas. Los déficit generados por la recesión más profunda desde la II Guerra Mundial han incrementado notablemente el endeudamiento de los países desarrollados. Se vive una crisis de deuda, como algunos analistas alertaron cuando comenzaron los planes de estímulo. Al cierre de 2009, la deuda pública de los países de la moneda única ascendió a 8,36 billones de euros (724.635 millones más que un año antes), equivalente al 93% del PIB de la zona. Y sigue creciendo: sólo España prevé emitir este año 215.000 millones en deuda, la mayor parte para amortizar títulos que vencen (el endeudamiento ne-to crece en 76.800 millones).

El riesgo que temen los mercados es que el tijeretazo frene la recuperación

Un patrón similar

La política económica la determinan ahora los planes de austeridad. Casi todos, con un patrón muy similar: rebaja de los sueldos en la Administración, recorte de la inversión pública, ajuste en las pensiones y subidas de impuestos. Irlanda, Grecia, España y Portugal, por orden cronológico, son los que han presentado planes más severos. La primera medida del nuevo Ejecutivo británico es un programa de ahorro drástico. Y Alemania y Francia preparan igualmente la tijera.

La preocupación de los mercados, como se reflejó en las caídas del viernes, es que los gobiernos no se pasen de frenada y que los recortes del gasto ralenticen la recuperación. Si no hay una vuelta al crecimiento económico o es muy corto, no aumentarán los ingresos públicos. Y sin ingresos,no se puede pagar la deuda.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad