Domingo, 16 de Mayo de 2010

Cristiano, Mtiliga y todo en juego

El Madrid apura sus opciones de título en lo que suena a despedida de Pellegrini. El Málaga no se rinde

G. C. ·16/05/2010 - 09:00h

Un partido a una carta y con los dos equipos jugándose la vida. Por arriba, el Madrid apura las remotas posibilidades de conseguir un título que salvaría la temporada; por abajo, el Málaga busca una victoria para quedarse un año más en Primera.

Los blancos buscan llegar a los 98 puntos, la cifra que marcaron como único objetivo después de caer en el Bernabéu con el Barcelona. Sólo con esa puntuación el equipo tendría alguna opción de ser campeón de Liga. El equipo ha tirado de fe y remontadas para llegar a la última semana del campeonato con alguna opción de levantar la Copa. En este último y trascendental desplazamiento, Pellegrini ha decidido llevar a todos sus jugadores por si al final hubiese motivo de celebración. Entre ellos, no entrarán en el banquillo ni Pepe ni Raúl, ambos lesionados. Tampoco Arbeloa, sancionado, cuya baja en el lateral derecho ocupará Sergio Ramos. Sí tienen opciones de aparecer Van der Vaart, cerca de su recuperación, Kaká, con molestias durante la semana, y Guti, al que una sobrecarga primero y una gastroenteritis después, han impedido entrenarse con normalidad durante la semana.

En el Málaga, Muñiz no podrá contar con el defensa Stepanov, lesionado, ni con el mediocampista Toribio, sancionado. Tampoco Edu Ramos y Orozco, habituales en sus listas, aparecerán hoy en La Rosaleda por decisión del técnico. En su lugar, el entrenador asturiano ha convocado a Iván González, Hélder, Valdo, Juanito, Torres y Portillo.

Sí estará Mtiliga, el futbolista del Málaga al que Cristiano rompió la nariz de un codazo en la primera vuelta. Fue el momento más impopular del portugués, ya que su agresión le costó su segunda expulsión del año y, además, el club renunció a sus valores tradicionales y justificó la acción de su jugador.

El Málaga no se va a rendir. "La obligación es estar convencidos de que nos vamos a salvar", recuerda Muñiz como terapia. "Hay que tener un ritmo y una intensidad alta, ya que ante el Real Madrid no vale sólo con hacer un buen partido, hay que hacer un gran partido". "En el fútbol, el pequeño le puede ganar al grande", añade Benachour.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad