Sábado, 15 de Mayo de 2010

Los precios del crudo siguen a la baja junto con el euro y las bolsas

EFE ·15/05/2010 - 08:54h

EFE - Un empleado del campo de extracción de crudo en Xinming, noreste de China. EFE/Archivo

El petróleo se ha abaratado esta semana, arrastrado por la caída del euro, el desplome de las bolsas, la corrección a la baja de la demanda mundial de crudo calculada por la AIE y un aumento de los inventarios en Estados Unidos.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), el crudo de Texas (WTI) para entrega en junio terminó la sesión del viernes a 71,61 dólares por barril, con una caída del 3,75% respecto a la jornada anterior y del 4,65% frente al cierre del viernes precedente.

Menos pronunciado, de un 1,4%, fue el retroceso semanal del barril de crudo Brent, que acabó ayer a 77,18 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres.

Pese al retroceso, por segunda semana consecutiva, el valor del "oro negro" sigue dentro del margen, de entre 70 y 80 dólares/barril, considerado apropiado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El barril comenzó la semana compartiendo la euforia de las bolsas y del euro que provocó el lunes el gigantesco plan de ayuda adoptado por la UE para garantizar la solvencia de la zona euro, y tanto el WTI y el Brent subieron más de un 2%.

Pero ya al día siguiente el escepticismo sobre la debilidad de la economía europea y la capacidad de esa ayuda de resolver los problemas derivados de la creciente deuda estatal de los países miembros del Eurogrupo invirtió la tendencia.

De poco sirvió que la OPEP corrigiera al alza, el martes, su previsión sobre la demanda mundial de crudo, ya que al mismo tiempo advirtió de que la recuperación económica y, por ende, la del consumo de crudo, están aún en la cuerda floja.

Europa no participará en el ligero aumento, del 1,2%, de la demanda petrolera mundial este año, que la OPEP cifra en 85,38 millones de barriles diarios (mbd). El consumo en Europa occidental caerá un 3%, según los pronósticos de este cartel.

El análisis destaca que incluso en Alemania, el mayor consumidor europeo de crudo, tanto la reducción de la actividad industrial como la bajada del consumo de gasóleo de calefacción, pese al frío invierno, son responsables de esa caída del consumo.

Al informe se añadió el miércoles el análisis de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que, a diferencia de la organización petrolera, revisó a la baja sustancialmente, por primera vez en un año, sus cálculos del consumo mundial de petróleo en 2010, que fijó en 84,8 mbd, 220.000 bd menos de los estimados inicialmente.

Mientras la demanda sigue debilitada, la oferta mundial de crudo es más que suficiente, con reservas almacenadas tanto en tierra como en buques por encima de los promedios históricos, según la AIE.

Confirmando esta tendencia, las autoridades estadounidenses informaron de un aumento de los inventarios de crudo, por cuarta semana consecutiva.

El panorama se vio aún más ensombrecido al anunciarse en varios países europeos, como Grecia, Portugal y España, fuertes recortes del gasto público y subidas de impuestos, que amenazan con reducir aún más el consumo en Europa.

El escepticismo de los mercados sobre la capacidad de Europa, incluso con el plan de ayuda de la Unión Europea, de resolver las tensiones causadas por la creciente deuda soberana del Eurogrupo provocó el viernes un desplome del euro hasta los 1,236 dólares, el valor más bajo desde abril de 2006.

El fortalecimiento del dólar frente a la moneda europea desincentiva las compras de contratos de crudo, como el de otras materias primas que cotizan en el "billete verde".

Mientras, el consorcio British Petroleum (BP) continuaba intentando contener el derrame de crudo originado por la explosión y hundimiento de su plataforma "Deepwater Horizon", en el Golfo de México el 20 de abril, que desde entonces vierte al mar al menos unos 5.000 barriles de crudo al día y amenaza con convertirse en una enorme catástrofe para el ecosistema de la región.