Sábado, 15 de Mayo de 2010

Tres españoles contra Federer en la lucha por Madrid

EFE ·15/05/2010 - 01:24h

EFE - David Ferrer terminó con las aspiraciones del británico Andy Murray, tercer favorito, y en compañía de Rafael Nadal y Nicolás Almagro completó la terna de candidatos al éxito en el Masters 1000 de Madrid, por el que suspira también el vigente campeón, el suizo Roger Federer.

David Ferrer terminó con las aspiraciones del británico Andy Murray, tercer favorito, y en compañía de Rafael Nadal y Nicolás Almagro completó la terna de candidatos al éxito en el Masters 1000 de Madrid, por el que suspira también el vigente campeón, el suizo Roger Federer.

La Caja Mágica contemplará la solvencia del tenis español sobre tierra batida. Igual que en los Masters 1000 de Roma y de Montecarlo, habrá tres jugadores de la Armada entre los cuatro semifinalistas.

Entonces fueron; Nadal, ganador en ambas, Ferrer, finalista en el Foro Itálico y Verdasco, aspirante en Montecarlo. En esta ocasión, Nicolás Almagro se situó, por primera vez en su carrera, entre los cuatro mejores en una competición de este rango, en lugar del madrileño, tumbado en octavos.

Ferrer pudo de nuevo con Murray, que no termina por habituarse a la arcilla. Jamás ha disputado final alguna en este tipo de superficie. La Caja Mágica, en esta ocasión, tampoco lo contemplará.

El tenista alicantino se aferró a la pista. Tuvo de cara cada parcial. Aunque el escocés lo recondujo en cada ocasión. Sacó para ganar por 6-4 el primero y Murray equilibró el marcador. Pero el español ganó los siguientes hasta apuntarse la manga. En el siguiente, el jugador de Xavea se situó 3-0 pero su rival reaccionó. Igualó y no bajó los brazos hasta el octavo parcial, donde Ferrer volvió a romper para lograr el triunfo.

El tenista español buscará la final, después de dos horas y cuarto, ante el suizo Roger Federer, que se tomó cumplida venganza del letón Ernests Gulbis, su verdugo en el Masters 1000 de Roma (3-6, 6-1 y 6-4).

Con el recuerdo aún fresco del último enfrentamiento entre el helvético y el letón hace una semana en el Foro Itálico, Federer se encontró otra vez con un compromiso enquistado desde el principio. Pero del que supo salir airoso gracias a la falta de estabilidad en el juego de su rival.

Gulbis, de entrada, salió poderoso. Arrolló con su saque y rompió el del suizo, lo que le situó con una renta de 3-0. Cuando Federer quiso reaccionar, el letón, ganador este año en Delray Beach, ya se había apuntado el primer set.

Puede que el vigente campeón se temiera lo peor cuando Ernests Gulbis volvió a romper en la primera ocasión del segundo set. Algo cambió a partir de entonces. El suizo se centró, empezó a fallar menos y el saque del letón decayó en consistencia y fiabilidad. Federer hizo su primer break del partido y equilibró la situación. A su rival le ganó la desconfianza y cuando pudo enmendar su cuesta abajo (3-1 para el suizo) no fue capaz de rematar.

Federer se encontró entonces con una tarea más sencilla y el partido de cara. Se apuntó el segundo parcial (6-1) y prolongó su dinámica en el tercero, con otra rotura en el tercer juego. Gulbis mejoró. Pero no lo suficiente como para plantar cara al número uno del mundo, enfilado hacia el triunfo, que cerró tras una hora y 53 minutos de partido.

En el torneo femenino, la francesa Aravane Rezai terminó con las aspiraciones de la serbia Jelena Jankovic, a la que apartó de las semifinales del torneo de Madrid tras imponerse en el duelo de cuartos por 7-5 y 6-4.

Rezai, que solo ha logrado dos títulos en su carrera, en Estrasburgo y Bali el pasado año, buscará su primera final del año en la semifinal que le enfrentará a la checa Lucie Safarova, que ganó en tres sets a la rusa Nadia Petrova (6-1, 1-6 y 6-4).

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad