Sábado, 15 de Mayo de 2010

Defensa regula el derecho de asociación de los militares

Los miembros de las Fuerzas Armadas seguirán sin poder manifestarse

IÑIGO ADURIZ ·15/05/2010 - 08:00h

Juan Navarro - Carme Chacón saluda, el pasado jueves, a los mandos militares del cuartel de Betera (Valencia).

Los militares podrán reunirse y luchar desde las asociaciones por sus derechos laborales, pero seguirán sin poder hablar de política ni manifestarse. El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de la Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas que, según la ministra de Defensa, Carme Chacón "cierra el círculo" de la modernización del Ejército más de treinta años después de la instauración de la democracia en España.

El desarrollo de los derechos de los militares no llega hasta las últimas consecuencias en el proyecto del Gobierno, que se ha remitido al Consejo de Estado antes de su envío al Congreso de los Diputados. Las modificaciones incluidas en la ley militar siguen subordinadas a la "neutralidad política y sindical" que están obligados a mantener los miembros de las Fuerzas Armadas.

Así, el anteproyecto recoge el derecho a la libertad de expresión de los militares, pero establece que no podrán "fundar ni afiliarse a partidos políticos" y que se abstendrán participar en manifestaciones. También regula el régimen jurídico de las asociaciones militares, que están en activo desde que el Tribunal Supremo permitiera su existencia en 2001.

Sin embargo, estas organizaciones podrán constituirse únicamente si tienen como finalidad "la promoción y defensa de los intereses profesionales, económicos y sociales de sus asociados". Y es que el texto recalca que "el militar no podrá ejercer el derecho de sindicación y, en consecuencia, no podrá fundar ni afiliarse a sindicatos ni realizar actividades sindicales". El derecho a la reunión queda relegado a la "autorización" de los mandos militares superiores del interesado.

El Gobierno propone, asimismo, la creación de un nuevo órgano de participación de las asociaciones militares. El Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas pretende ser el enlace entre las organizaciones y el Ministerio de Defensa para tratar las reivindicaciones laborales de los militares. Otro órgano, el Observatorio de la Vida Militar, intentaría "mejorar las condiciones profesionales y de vida de los militares y de sus familias". La creación de este observatorio ya figuraba en la Ley de Carrera militar.

La AUME, satisfecha

El portavoz de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Mariano Casado, consideró que el anteproyecto presentado por el Ejecutivo "es un paso positivo" en la conquista de sus reivindicaciones, aunque señaló que "se pueden profundizar en algunos derechos para que los militares se integren mejor en la sociedad".

De momento, la ley deberá ser refrendada por el Congreso. Chacón insistió ayer en que no se aprobará "sin consenso". Desde Defensa explicaron que, antes de presentar ayer el texto, los grupos parlamentarios habían "considerado que la iniciativa era oportuna y necesaria", y no pusieron ninguna objeción a sus propuestas.