Viernes, 14 de Mayo de 2010

Obama fustiga a la industria petrolera por el vertido de BP

Reuters ·14/05/2010 - 21:10h

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó el viernes con dureza a las implicadas en un inmenso vertido de crudo en el golfo de México por el "ridículo espectáculo" de acusarse mutuamente en público por el accidente.

En declaraciones posteriores a una reunión de su gabinete donde trató los esfuerzos para detener la pérdida y minimizar su impacto sobre las comunidades de la costa estadounidense de la zona, Obama dijo estar enfadado y frustrado por la fuga que amenaza con causar un desastre ecológico y económico.

"Tengo que decir, no obstante, que no aprecio lo que considero un espectáculo ridículo durante las audiencias en el Congreso sobre este tema. Había ejecutivos de BP, Transocean y Halliburton apuntándose con el dedo y echándose la culpa entre ellos", aseguró Obama.

Esta semana, los jefes de las tres compañías implicadas en el desastre, BP, Halliburton y Transocean declararon en el Capitolio. Hasta el momento, ninguna se ha responsabilizado del vertido.

"Lo que realmente importa en esto es que: hay petróleo escapándose (...) y necesitamos detenerlo lo más pronto posible", aseveró, antes de agregar que "hay suficiente responsabilidad de todos (...) y todas las partes deberían ser capaces de aceptarlo".

Obama reiteró que BP debe pagar por la limpieza de la marea negra y otras consecuencias económicas en la región del golfo, pero sostuvo que el Gobierno estadounidense usará "todos los recursos disponibles" para impedir que el petróleo llegue a las costas. Además, agregó que no "descansará o estará satisfecho" hasta que la fuga haya sido detenida.

La explosión de la plataforma Deepwater Horizon, el 20 de abril, causó 11 muertos y desató lo que podría ser el peor desastre ambiental en la historia estadounidense, eclipsando al vertido del Exxon Valdez en 1989.

Obama ordenó al secretario del Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, asumir una revisión del Servicio de Administración de Minerales, la agencia federal que supervisa la perforación costa afuera.

El martes, Salazar anunció que la agencia será dividida, a fin de separar las regalías petroleras de los servicios de inspección de seguridad.

"Por mucho tiempo, una década o más, ha habido una íntima relación entre las compañías petroleras y la agencia federal que les permite actividades de perforación. Parece como si los permisos hubieran sido entregados muy a menudo en base a poco más que garantías de seguridad de las petroleras", dijo Obama.

BP se preparaba para un nuevo esfuerzo de contención de la pérdida, mientras algunos científicos decían que la verdadera cantidad de crudo de la fuga podría ser mucho mayor.

Las proyecciones científicas de cuánto petróleo ha estado brotando sin control durante tres semanas desde el pozo submarino dañado han oscilado fuertemente, desde los 5.000 barriles por día (795.000 litros) mencionados por BP, a 100.000 barriles (15,9 millones de litros).

El director de operaciones de BP, Doug Suttles, se presentó en los programas matinales de la televisión estadounidense para defender los esfuerzos de la empresa para contener el flujo, y también para ratificar la estimación de una pérdida de 5.000 barriles por día.

"Eso es un buen rango", dijo Suttles en CNN. "No conozco el número preciso, pero creo que es alrededor de ese número".

En CBS, agregó: "estamos montando la mayor respuesta en la historia y no tiene relación con el hecho de si son 5.000 barriles por día o un número diferente".

La pesca y el turismo, dos pilares de la economía de la costa estadounidense en el Golfo, junto con fauna como aves, tortugas de mar y otras especies, están amenazados por la propagación de la mancha.

Aparte, el accidente podría perturbar los intentos en Washington para reformar la política energética estadounidense.

BP, cuyas acciones se han desplomado y perdieron 30.000 millones de dólares en valor de mercado desde el incendio de la plataforma, ha dicho que el derrame le había costado 450 millones de dólares hasta ahora.