Viernes, 14 de Mayo de 2010

El Inter quiere centrarse en el final de la liga pese a Mourinho

Reuters ·14/05/2010 - 16:35h

El Inter de Milán estará muy concentrado para no distraerse con las especulaciones sobre el futuro de su entrenador, José Mourinho, cuando intente ganar su quinto título consecutivo en la Serie A el domingo ante el ya descendido Siena.

El Inter, que busca el triplete esta temporada tras ganar la Copa Italia y estar en la final de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich, tiene una ventaja de dos puntos sobre la Roma de cara a la última jornada.

Varios medios han publicado que Mourinho podría marcharse al Real Madrid al final de la temporada para reemplazar al chileno Manuel Pellegrini, pero los "neroazzurris" tendrán que controlar sus emociones el día del partido con la eficacia de un robot.

Mourinho ha hecho todo lo posible para frenar las especulaciones y emitió una declaración diciendo que no ha hablado con ningún club, por lo que está concentrado únicamente en su encuentro ante el Siena y en el duelo del 22 de mayo de la final de la Champions.

Sin embargo, también ha dejado la puerta abierta a una posible marcha.

"Estoy enamorado de mis jugadores y de los aficionados, pero no del fútbol italiano", dijo a Reuters esta semana.

Su carácter le ha causado problemas en varias ocasiones durante sus dos temporadas en el Inter, y en la actualidad está siendo investigado por la Federación después de bromear respecto a que la Roma pagaría al Siena para vencer a su equipo.

situado en mitad de la tabla -, el presidente del Siena, Massimo Mezzaroma, se rió con los comentarios de Mourinho.

"Es una manera de disminuir la presión sobre su propio equipo. Lo está haciendo de una manera respetable", dijo a periodistas.

Está por ver si las palabras de Mourinho hacen que los jugadores del Siena muestren su orgullo y entren al campo muy motivados para su último partido en la Serie A.

SIN IMPORTANCIA

Con el descenso definido y los dos puestos para la Liga Europa ya solucionados, el otro tema a decidirse el domingo es el cuarto puesto para la Liga de Campeones.

La Sampdoria, cuarta en la tabla, recibe el domingo al Nápoles y tiene una ventaja de dos puntos sobre el Palermo, quinto, que visita al descendido Atalanta.

El AC Milan recibirá el sábado a la Juventus en un raro ejemplo de un partido entre dos equipos grandes que no se juegan nada al final de una temporada. El Milan tiene asegurado el tercer lugar y la Juve es séptima tras una decepcionante campaña. El entrenador "rossonnero" Leonardo anunció el viernes que abandonará el club después de sólo una temporada en el cargo,

El partido, que se jugaba originalmente el domingo, se cambió para el sábado para que no coincida con las posibles celebraciones en Milán por el campeonato del Inter.

Mientras, la Juve ya busca un nuevo entrenador para reemplazar a Alberto Zaccheroni, que asumió el cargo a mitad de la temporada y es muy complicado que continúe.

El resto de la jornada se completa el domingo con los duelos entre Bari-Fiorentina, Cagliari-Bolonia, Catania- Genoa y Parma-Livorno.