Viernes, 14 de Mayo de 2010

España y Latinoamérica encaran su bicentenario como un "encuentro de dos mundos"

EFE ·14/05/2010 - 12:37h

EFE - De izq. a dcha., el periodista Fermín Bocos, la alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda, el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la sociedad de la Información, Francisco Ros, el consejero de Cultura, Turismo y Deportes cántabro, Francisco Javier López Marcano, y el periodista y organizador Fernando Jáuregui, durante el acto de inauguración del V Congreso Iberoamericano sobre Nuevo Periodismo.

Periodistas, políticos e historiadores iberoamericanos coincidieron hoy en afirmar que España y América Latina afrontan el bicentenario de la independencia de las repúblicas latinoamericanas dispuestos a explicar la historia "de forma compartida y no impuesta" y como un "encuentro de dos mundos".

El Palacio de Sobrellano de Comillas acogió hoy la primera jornada del V Congreso Iberoamericano de Nuevo Periodismo, dedicado en esta edición al bicentenario y que hasta el domingo reúne a más de cien informadores e historiadores de los dos lados del Atlántico.

Analizar cómo puede el periodismo actual hacer del bicentenario de la independencia "un aniversario de cooperación y no de enfrentamiento" y encontrar una historia común y una misma forma de explicar este proceso es el objetivo de este encuentro, que se celebra bajo el lema "Urgente: ocurrió hace 200 años".

El ex presidente colombiano Ernesto Samper tomó parte en la inauguración de esta reunión afirmando que la confrontación por este proceso está "relativamente superada" y que, de hecho, según una reciente encuesta los tres líderes "más acogidos" por Latinoamérica son el Rey Juan Carlos, el presidente de EEUU, Barack Obama, y el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Afirmó que este proceso de independencia dejó "unas instituciones, un camino y unas bases" sobre las que ahora América Latina está "construyendo unas propuestas de futuro", pero también algo negativo: "Una ingobernabilidad atávica".

Y es que la región, según el ex mandatario colombiano, sufre actualmente una "crisis de gobernabilidad".

El Congreso, inaugurado por su director, el periodista Fernando Jáuregui, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el secretario de Estado español de Telecomunicaciones, Francisco Ros, dedica una atención especial a los bicentenarios de la independencia, una de las citas irrenunciables de España con su pasado y que enfrenta a los países latinoamericanos y a la región con su pasado, presente y futuro.

Los periodistas iberoamericanos que participaron hoy en las distintas mesas redondas coincidieron en que este segundo aniversario se encara con una actitud "mucho más predispuesta a explicar la historia de manera compartida y no impuesta, como había sido hasta ahora", y sin "hostilidad" como anteriormente.

"Un descubrimiento, un encuentro de dos mundos", afirmaron algunos de los informadores presentes en el encuentro.

La conmemoración de los bicentenarios se celebra además en un escenario caracterizado por las diferencias existentes entre los gobiernos de los países latinoamericanos, tal y como dijo Samper, y en un momento de mala coyuntura económica.

En este sentido, la corresponsal en España de "El Universo" de Quito, Patricia Villarruel, se refirió a los lazos que unen a España y América Latina, aunque reconoció que Ecuador "sólo ha conocido realmente este país a través de las historias de sus migrantes".

"Ahora, muchos han decidido poner punto y final a este proyecto migratorio", lamentó la periodista ecuatoriana, para quien el legado ha sido que "el crecimiento económico de España, en su momento, no se entiende sin la aportación de los inmigrantes".

En su opinión, España y América Latina "se enriquecen mutuamente". "Hay que incidir en esto a la hora de celebrar el bicentenario", destacó.

Esta celebración supone también una oportunidad de cooperación a aquellos estados, como es el caso de España, que comparten historia, lengua y cultura con América Latina.

En este sentido, durante esta primera jornada del Congreso se hizo una reivindicación de la pujanza de la lengua española y de la importancia de convertirla aún más en un "referente universal".

Ros, Revilla y el periodista Fermín Bocos hablaron del potencial y pujanza del español y de la importancia de evitar lo que denominaron "contaminación del inglés".