Domingo, 30 de Septiembre de 2007

Los ecuatorianos votan a ciegas

Los inmigrantes acuden a los consulados en España para elegir su Asamblea Constituyente.

BELÉN TOLEDO ·30/09/2007 - 18:28h

Una mujer ecuatoriana vota en Madrid. /MARTA JARA

Valencia, Madrid, Barcelona y Murcia han sido hoy, de siete de la mañana a cinco de la tarde, cuatro circunscripciones electorales de Ecuador. En esos cuatro puntos de la geografía española, los inmigrantes ecuatorianos han votado a quienes les representarán en la asamblea que redactará una nueva Carta Magna para su país.

Además de las largas distancias  que algunos inmigrantes deben recorrer para ejercer su derecho, la gran queja de los votantes ha sido la falta de información sobre los candidatos. Carlos Acosta, uno de los ciudadanos que se ha acercado a las urnas en Madrid, confiesa que no sabía quiénes eran los aspirantes ni qué proponían porque "en los periódicos españoles no hay información y yo no puedo estar todo el día pendiente de la televisión de Ecuador". Otra votante, María Bonilla, se queja de que "sólo por Latino y otros periódicos  dirigidos a latinoamericanos he podido enterarme de algo de la campaña, en los demás nada".

Por su parte, el embajador de Ecuador en España, Nicolás Issa, reconoce que el Gobierno ecuatoriano no ha hecho los esfuerzos suficientes para mantener bien informados a su compatriotas en España "tal vez porque los medios de aquí son muy caros", pero prometió un mayor esfuerzo para las próximas votaciones. Seis de los 130 diputados que compondrán la Asamblea Constituyente serán elegidos directamente por los emigrantes, dado el alto porcentaje de ecuatorianos (cerca de un 25%) que viven fuera de su lugar de origen. En Europa, candidatos de 14 partidos han estado intentando ganarse el voto de sus compatriotas desde el 13 de agosto.

Pocos consulados

España, con sus más de 700.000 inmigrantes ecuatorianos, es uno de los puntos más calientes de estas elecciones. No obstante, de todos ellos sólo 92.000 se habían inscrito previamente y han podido votar. Y, de esta pequeña parte, los consulados calculaban a media tarde de ayer que un 40% decidió quedarse en casa.

"El problema", cuenta Isabel Plaza, candidata suplente de la lista del Movimiento Popular Democrático, "es que sólo hay cuatro consulados para toda España a los que hay que acudir dos veces si se quiere votar: una para inscribirse y otra para depositar la papeleta".

A pesar de las largas distancias y la falta de información, el balance de los representantes del Gobierno ecuatoriano fue positivo. Tanto el embajador como los cuatro cónsules hablaron de "cita excepcional con las urnas, todo un éxito de la democracia". Entre los votantes, ha habido menos entusiasmo. Muchos se han acercado hasta las urnas por miedo a las multas a las que se exponen los ecuatorianos que no acuden a votar (el sufragio allí es obligatorio), a pesar de que el embajador aclaró que no habrá sanciones para los ciudadanos en el exterior. Muchos, como es el caso de Elisabet, confiesan su desconfianza en los políticos: "Voto por si mejora todo y puedo volver, pero la verdad es que todos dicen, siempre, lo mismo".

Noticias Relacionadas