Viernes, 14 de Mayo de 2010

El Gobierno reclama a la OMS que deje de considerar la transexualidad como una enfermedad

El Consejo de Ministros aprueba hoy una declaración para avanzar en la "promoción de la igualdad"

JUANMA ROMERO/SALOMÉ GARCÍA ·14/05/2010 - 08:06h

El Gobierno vuelve a mirar a las minorías, al camino trazado la pasada legislatura. Hoy el Consejo de Ministros aprobará una declaración institucional a través de la cual exigirá a la Organización Mundial de la Salud (OMS) "la eliminación de la transexualidad de la Clasificación Internacional de Enfermedades", la CIE. Es decir, si triunfan las gestiones de la Moncloa, la disforia de género dejará de ser considerada como una enfermedad mental y pasará a ser una mera opción vital, justo 20 años después de que se descatalogara la homosexualidad.

La petición a la OMS coincide con la celebración, el próximo día 17, del Día contra la Homofobia y la Transexualidad, y ha partido de la iniciativa de los ministerios de Igualdad, Sanidad y Exteriores. El texto, de dos folios y al que ha tenido acceso Público, justifica la solicitud en la necesidad de "avanzar en la difusión y promoción de los valores de la igualdad".

El Ejecutivo, añade, "mantiene entre sus prioridades seguir trabajando en la lucha de todas las formas de discriminación y por que todos los ciudadanos puedan ejercer sus derechos plenamente". Una conquista que, para el Gobierno, también asume la Unión Europea, como se reflejó en la Declaración sobre Orientación Sexual e Identidad de Género, adoptada por la Asamblea General de la ONU en 2008. Ese hito se produjo gracias al impulso de todos los miembros de la UE.

La paternidad del texto al que hoy dará el visto bueno el Consejo de Ministros corresponde al diputado Daniel Méndez, vocal de la Comisión de Igualdad y líder de las Juventudes Socialistas de Madrid. "Se muestra otra vez el compromiso del Gobierno con los colectivos históricamente discriminados, en este caso uno de los más castigados. Sacamos así de la estigmatización a 30.000 transexuales, según los cálculos de la Fundación para la Identidad de Género. Caminamos hacia una sociedad más justa y equitativa", subraya el parlamentario.

Iniciativa aplazada una semana

Méndez no ha llegado a tiempo de defender en el Congreso su iniciativa, nacida "a propuesta de los movimientos sociales". El Ejecutivo se le adelantó, y podía incluso haber aprobado la declaración antes. De hecho, se barajó la posibilidad de que el Consejo de Ministros le hubiera dado luz verde hace una semana.

Al final, se aplazó a hoy, más cerca del Día contra la Transfobia. "Es una batalla en la que el Gobierno ha sido el referente en todo el mundo, y es razonable que ahora lo vuelva a ser. Parece mentira que los transexuales aún no sean considerados oficialmente ciudadanos como los demás. Se está tardando demasiado. En Europa, Francia también ha defendido el cambio en la CIE", recalca.

La proposición no de ley de Méndez era algo más ambiciosa. Porque no sólo para la OMS la transexualidad es todavía un desorden psicológico. También la cataloga así la cuarta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales de la Asociación de Psiquiatría de EEUU (DSM-IV). Por eso el diputado también reclamaba al Gobierno que hiciese las "gestiones oportunas" ante la Administración norteamericana. Otra prueba más de la "incomprensión de una sociedad que es hostil" hacia los que sufren disforia de género, concluye el secretario general de las JSM.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad