Viernes, 14 de Mayo de 2010

Los "camisas rojas" blindan centro de sus protestas por asedio de las tropas

EFE ·14/05/2010 - 04:24h

EFE - Soldados tailandeses hacen guardia en la puerta del hospital donde ha ingresado el comandante general Khattiya Sawasdipol, también conocido como Seh Daeng, (c), tras resultar herido durante la celebración de una protesta anti-gubernamental, en el centro de Bangkok, (Tailandia).

Los "camisas rojas" elevaron hoy la seguridad y bloquearon el acceso al centro de sus protestas en la capital de Tailandia, después de que el comienzo del cerco de las tropas causara anoche un muerto y once heridos.

Guardas armados con tirachinas y flechas vigilaban esta mañana todo el recinto, y no se puede penetrar por la entrada principal sin un permiso especial, según testigos y fuentes oficiales.

Los manifestantes reaccionaron así tras conocer que uno de sus cabecillas, el general renegado Khattiya Sawasdipol, resultó herido de gravedad por un balazo mientras coordinaba la resistencia de los "camisas rojas" a los soldados.

"Si creéis que el tiroteo de Seh Daeng (apodo de Sawasdipol) nos va a atemorizar, os equivocáis. Da igual qué armas tengamos, eso no significa nada para nosotros, que estamos pidiendo democracia. No nos marcharemos como perdedores", declaró Jatuporn Prompan, otro de los líderes de los activistas.

Contra el militar rebelde pesaba una orden de búsqueda y captura emitida hace un mes por haber participado en la muerte de varios soldados durante la batalla campal entre ambos bandos que el pasado 10 de abril salpicó de sangre las calles de la ciudad.

Incluso el depuesto ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra, que dirige las protestas desde el exilio, llamó a la hija de Sawasdipol para interesarse por el estado del general.

Mientras tanto, Estados Unidos, el Reino Unido y otros países cerraron sus embajadas en Bangkok hasta que concluya la operación para desalojar a los "camisas rojas",

La misión diplomática española recomendó a sus ciudadanos que eviten trasladarse a la ciudad mientras dura la operación para acabar con las protestas.

Cuando anocheció ayer, el Ejército tailandés entró en la zona que ocupan los manifestantes para desalojarles, pero éstos continuaron desafiando a las tropas detrás de sus barreras de bambú hasta que empezaron los disturbios.

El Gobierno había retirado unas horas antes su oferta de celebrar elecciones el próximo noviembre como parte de la "hoja de ruta" que propone para resolver la crisis desatada por estos seguidores de Shinawatra.

Desde que comenzaron hace dos meses las protestas en Bangkok, 30 personas han muerto y cerca de un millar han resultado heridas por los enfrentamientos entre las tropas y los manifestantes que exigen la caída del Ejecutivo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad