Jueves, 13 de Mayo de 2010

¿Lentes implantables son más seguras que cirugía con láser?

Reuters ·13/05/2010 - 21:33h

Por Frederik Joelving

Las lentes implantables podrían ser una alternativa más segura a la cirugía con láser en pacientes con miopía moderada, sugirió una revisión de estudios en Reino Unido.

La cirugía con láser, por ejemplo, LASIK, es el procedimiento estandarizado para las personas miopes que no quieren depender de los anteojos o las lentes de contacto.

En la operación se eliminan células de la córnea -el tejido transparente que recubre el ojo- para hacerla más plana y permitir que las imágenes se enfoquen en la retina.

Pero en las personas extremadamente miopes, la cirugía con láser no resulta práctica porque hay que extirpar una gran cantidad de tejido. De modo que los médicos prefieren implantar lentes plásticas delante del lente ocular natural.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó el uso de estas lentes intraoculares fáquicas en el 2004. Hasta ahora, nadie había realizado una revisión sistemática de los estudios que las comparara con la cirugía con láser.

El nuevo estudio, publicado en Cochrane Database of Systematic Reviews, demostró que las lentes implantables la superarían. A un valor de 3.000 dólares a 5.000 dólares por ojo, el nuevo procedimiento cuesta el doble que la cirugía con láser.

"La cirugía con láser es menos predecible y segura en las personas muy miopes", dijo Allon Barsam, de Moorfields Eye Hospital NHS Foundation Trust, en Londres, que dirigió el estudio.

"Ahora, existen evidencias de que las lentes intraoculares son más seguras que la cirugía con láser" en las personas con miopía moderada y grave, explicó a Reuters Health.

Barsam identificó tres estudios, en los que se había utilizado al azar la cirugía con láser o las lentes implantables en 132 pacientes con miopía moderada a grave.

Al año de la intervención, la cantidad de pacientes con agudeza visual 20/20 sin anteojos era similar para ambas intervenciones.

Pero los pacientes con los implantes lograron una mayor sensibilidad al contraste y una visión más clara con corrección externa. También obtuvieron una mejor calidad de la visión y se sintieron más satisfechos con la cirugía que el grupo tratado con láser.

El equipo observó que los estudios disponible eran de baja calidad, ya que no hicieron referencia a los riesgos de largo plazo. Un paciente desarrolló cataratas a los dos años, aunque una nueva lente le permitió recuperar un nivel de visión 20/20.

Aun así, los autores concluyeron que "vale la pena considerar" las lentes implantables para los casos no tan graves de miopía.

Otros expertos no opinan así, dado que realizar una incisión en el ojo para colocar una lente tiene riesgos más grandes que la cirugía con láser, incluido el desprendimiento de la retina y las infecciones.

FUENTE: Cochrane Database of Systematic Reviews, del 2010.