Viernes, 14 de Mayo de 2010

Guti se deja arrastrar por el destino

El 14 alega problemas musculares para entrenarse al margen

GONZALO CABEZA ·14/05/2010 - 08:30h

Guti no se entrenó ayer con el grupo. El segundo capitán del Madrid alegó problemas musculares y trabajó al margen. Tras la charla de Pellegrini, el centrocampista se retiró al gimnasio y se puso en manos de los fisioterapeutas. El 14 es la gran duda a sólo dos días del partido en La Rosaleda, que sería su último encuentro con el club en el que ha desarrollado toda su carrera.

Los madridistas aún mantienen la fe. "Siempre he creído en los milagros, la esperanza es lo último que se pierde y mientras haya opciones de ser campeones vamos a luchar a muerte", aseguró Ramos siguiendo la doctrina oficiosa del club desde que el Barcelona ganó en el Bernabéu: sólo cuando acabe el último partido se podrá tirar la toalla.

A Ramos, sin embargo, se le escaparon algunas frases no tan optimistas. "Para un equipo que siempre aspira a conseguir títulos, si el año se queda en blanco no hablaríamos de fracaso pero sí de temporada inesperada. Nos habría gustado conseguir algo con un proyecto que aspira a todo", reconoció. Confesó que él llegó al Madrid para "ganar títulos todos los años" y que, si eso no pasa, al menos espera que les sirva para "aprender".

Sobre un hipotético cambio de entrenador, el defensa lo tiene claro. "Estamos súper orgullosos de la labor que realiza. Pellegrini tiene contrato y si lo cumple estaremos encantados" , aseguró.

El principal candidato a suceder al chileno, Mourinho, negó que tenga "un pie y medio en el Madrid", pero reconoció que "antes o después" será técnico de los blancos.