Jueves, 13 de Mayo de 2010

El laborismo británico capta a 10.000 nuevos militantes

La coalición entre Cameron y Clegg impulsa la afiliación al Partido Laborista

ÍÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·13/05/2010 - 23:00h

Los laboristas están comenzando a experimentar una de las pocas ventajas de estar en la oposición. El número de personas interesadas en militar en el partido ha aumentado de forma espectacular desde la derrota en las urnas. Casi 10.000 personas han solicitado el carné. De ellas, 2.292 lo hicieron el día en que David Cameron entró en Downing Street y otras 4.211 cuando el nuevo primer ministro formó su Gobierno.

La imagen de conservadores y liberaldemócratas abrazados ha movilizado a mucha gente de izquierdas que durante los años de Gobierno de Blair y Brown tenían razones de sobra para mantenerse alejados de los laboristas.

La decisión del partido de Nick Clegg de unir su destino al de Cameron es uno de los factores que han provocado la movilización, según los testimonios de los nuevos militantes citados en la web de los laboristas.

Invertir la tendencia

"Estoy indignada por lo ocurrido estos días, en especial por la conducta de los liberales —dice Layla—. Algunas de sus propuestas están a la izquierda de los laboristas y sin embargo han abandonado todo para unirse a los conservadores".

Brown seguirá ocupando su escaño por Kirkcaldy en el Parlamento

El aumento ha dado la vuelta a una tendencia descendente en el número de militantes. Ahora son unos  167.000 militantes después de que unas 13.000 personas se hayan afiliado al partido desde la derrota en las elecciones británicas. Cuando llegaron los laboristas al poder en 1997, eran 405.000, y 176.000 diez años después. Los nuevos se unen a un partido que no tiene líder, pero en el que Gordon Brown no ha desaparecido. El ex primer ministro visitó hoy un colegio en su circunscripción escocesa de Kirkcaldy y dejó claro que va a continuar representándola en el Parlamento.

El día de su dimisión, fuentes laboristas informaron de que lo más probable era que Brown abandonara el escaño.

Primera reunión de Cameron

El Gobierno de Cameron celebró hoy su primera reunión sin más acuerdo conocido que la reducción en un 5% del salario de los ministros y su congelación a lo largo de toda la legislatura. El primer ministro ocupó la mayor parte del día en los nombramientos de viceministros y otros responsables.

El cambio a un Gobierno derechista ha movilizado a la gente de izquierdas 

La principal tarea de los ministerios es ahora encontrar partidas que se puedan reducir sin generar muchos titulares. El ministro de Cultura, Jeremy Hunt, advirtió de que la organización de los Juegos Olímpicos no está exenta de la política de descenso del gasto público.