Jueves, 13 de Mayo de 2010

Posibles malos tratos en un centro franciscano para discapacitados

Otros dos frailes de esta misma orden están imputados por abusos sexuales

RAÚL BOCANEGRA ·13/05/2010 - 21:45h

El centro Miguel de Mañara, en Dos Hermanas (Sevilla). LAURA LEÓN

La Fiscalía ha presentado ante el juzgado de Dos Hermanas (Sevilla) dos denuncias contra varios trabajadores del centro que los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca tienen en Montequinto, también en Dos Hermanas, para atender a discapacitados intelectuales.

El Ministerio Público, que comenzó las pesquisas en diciembre pasado, tras una denuncia de la Consejería andaluza de Igualdad, acusa a los empleados de cuatro delitos: trato degradante, maltrato de obra, coacciones y otro delito contra la administración de justicia. Igualdad detectó las irregularidades durante una inspección preceptiva. En ningún caso, según las fuentes consultadas, se han detectado abusos sexuales.

Esta nueva investigación se conoce un día después de que dos religiosos de la Hermandad de la Cruz Blanca resultaran imputados por presuntos abusos sexuales y malos tratos a discapacitados en la Casa de San Francisco de Asís, otro centro que la congregación tiene en Córdoba. Uno de ellos es Manuel Ortiz, conocido como padre Manolo, muy popular en la ciudad. Éste y su compañero F. G. tienen una orden de alejamiento del centro.

En el caso de Sevilla, entre los denunciados se encuentra también algún religioso. No obstante, fuentes próximas a la investigación no precisaron ni sus cargos ni contra cuántos se dirigen las denuncias de la Fiscalía. Las diligencias, argumentaron, aún no se han notificado a los afectados. En el centro trabajan unas 35 personas. Las denuncias no se presentaron contra la institución, la Cruz Blanca, sino contra las personas responsables de los presuntos malos tratos.

Bofetadas e insultos

La inspección de la Junta de Andalucía, que tiene concertadas 30 plazas con el centro Miguel de Mañara de la Cruz Blanca, detectó el pasado mes de diciembre, entre otras irregularidades, que a los discapacitados se les entregaban comidas caducadas. Finalmente, informa Efe, se constató que sólo se refería a casos puntuales de yogures pasados de fecha, cuyo castigo se limita al ámbito administrativo. Sin embargo, la Fiscalía descubrió que en el centro se producían insultos, bofetones, aguadillas en la piscina y castigos diversos, como dejar sin comer a los discapacitados, mayores de edad.

Un trabajador del centro, contactado por teléfono, negó que hubiera detectado malos tratos en el ejercicio de su labor. "No. Al revés", dijo. El empleado también informó de que la dirección del centro rehusaba atender las preguntas de este diario.

Los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, orden fundada por Isidoro Lezcano —fallecido en 2006— y apadrinada por el cardenal Carlos Amigo Vallejo, gestionan, según la información de su web, 32 casas y centros en España, dos en Marruecos y cinco en Venezuela. Su labor se centra en la atención a discapacitados físicos y psíquicos, enfermos terminales, inmigrantes, ancianos, enfermos de sida y alcohólicos.

Noticias Relacionadas