Viernes, 14 de Mayo de 2010

El vertido se debió a fallos mecánicos y humanos

BP confía en una nueva campana como mejor opción para taponar el derrame

ANTONIO LAFUENTE ·14/05/2010 - 08:00h

EFE - Una embarcación lleva suministros para intentar controlar el derrame.

Una cadena de negligencias y un equipamiento deficiente están entre las causas del desastre humano y ecológico causado por la plataforma Deepwater Horizon, según las investigaciones del Comité de Energía y Comercio del Congreso de los Estados Unidos, que esta semana ha interrogado a varios ejecutivos de las cuatro compañías implicadas: BP, Transocean, Halliburton y Cameron International.

De acuerdo con sus declaraciones, 22 horas antes de la explosión del 20 de abril, los trabajadores estaban intentando estabilizar un pozo de exploración. Halliburton había terminado de inyectar cemento en el pozo para rellenar los huecos alrededor de la perforación e impedir escapes de gas o de petróleo. El primer problema surgió en la madrugada, cuando dos pruebas de presión en el pozo indicaron que podía existir una filtración. Los trabajadores de la plataforma debatieron sobre si continuar con el trabajo o suspenderlo. Decidieron seguir adelante.

La siguiente tarea fue retirar el fluido pesado que se usa para perforar los pozos y sustituirlo con agua del mar, mucho más ligera. De esa forma, la protección contra una hipotética explosión se hizo más débil. Al terminar la sustitución, el gas empezó a surgir por el pozo de forma incontrolada. Los trabajadores intentaron activar las válvulas hidráulicas de prevención, "el mecanismo a prueba de fallos en caso de accidente", dijo al Comité del Congreso Lamar McKay, presidente de BP America.

Sin embargo, una juntura de las válvulas estaba suelta, lo que hizo que el fluido hidráulico se perdiera y el mecanismo nunca adquiriera la fuerza suficiente para cerrar la salida del gas. Además, una de las baterías del panel de control estaba descargada. Al no poder taponar el escape, el gas que salía se incendió y explotó.

Investigación abierta

Jack Moore, presidente de Cameron International, compañía constructora de las válvulas de prevención, dijo que aún "es demasiado pronto para sacar conclusiones respecto a cómo ocurrió el incidente".

Las palabras de Moore están relacionadas con cuál es el motivo primigenio del desastre. Se investiga el cemento usado por Halliburton, ya que se trata de un nuevo compuesto, mezclado con nitrógeno, que genera más calor que otros y que habría propiciado el escape de peligrosas burbujas de metano por el pozo, de acuerdo con una demanda interpuesta por un grupo de pescadores de Luisiana.

Mientras tanto, continúan las labores para intentar detener la fuga. La opción más fiable, según los técnicos de BP, es taponar el vertido con una cúpula más pequeña que la usada días atrás y cuya colocación fracasó por problemas de congelación. En este caso, un sistema de circuitos de agua caliente y metanol tratará de evitarlo. BP informó ayer de que la operación podría comenzar este viernes. Otras opciones barajadas son efectuar un disparo de basura (introducir pelotas de ping-pong y pedazos de ruedas para taponar la fuga), colocar una válvula de prevención o perforar nuevos pozos para aliviar la fuga y sellarla con cemento.

Una plataforma venezolana se hunde en el mar

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció ayer en su Twitter el hundimiento de la plataforma de explotación de gas natural ‘Aban Pearl’ en aguas del Caribe. Según Chávez, los 95 trabajadores “fueron evacuados y están a salvo”. El ministro de Energía del país, Adam Ramírez, aseguró que no se han producido fugas de gas. La compañía responsable de la plataforma, PDVSA, afirma que esta se selló con éxito antes del hundimiento, informa Reuters. La plataforma volcó en mitad de la noche hasta que se sumergió por completo sobre las 2.00 de la madrugada (hora local).