Jueves, 13 de Mayo de 2010

CCOO y UGT contemplan convocar un paro general

Reuters ·13/05/2010 - 14:51h

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, avanzó el jueves tras una reunión de urgencia con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que las dos organizaciones sindicales mayoritarias estudian la posibilidad de convocar una huelga general.

"Las organizaciones de ambos sindicatos están poniendo en marcha procesos de movilización (...) que pueden derivar en la movilización de un paro general en fechas próximas", dijo Toxo en una comparecencia en Moncloa tras la reunión.

El líder de Comisiones Obreras dijo que no han convocado una huelga general al considerar que no contribuiría a solucionar la crisis económica que atraviesa España, aunque no descartó convocarla en un futuro próximo.

"Si algo ha caracterizado a los sindicatos en estos meses de crisis es el rigor, la responsabilidad y el compromiso con el país", afirmó.

"Hubiera sido irresponsable por nuestra parte habernos echado por la vía del medio a la convocatoria de huelga general y cubrir el expediente y colaborar más al deterioro económico en el país, aparte de hacerle el juego a alguien que pudiera interesarle", agregó.

Consultado acerca la posibilidad de que convoquen un paro en el futuro, señaló: "Lejos de precipitaciones, haremos las reflexiones que corresponden (...) yo no descarto ningún escenario".

PARO EN EL SECTOR PÚBLICO

Tanto Toxo, como el secretario general de UGT, Cándido Méndez, manifestaron a Zapatero su "disconformidad absoluta" con las medidas de ajuste anunciadas la víspera que, en opinión de CCOO "son demoledoras para el crecimiento y el empleo" en España.

Los líderes sindicales, que minutos antes ya avanzaron que iban a convocar una huelga en el sector público, criticaron particularmente la decisión del Gobierno de reducir los salarios de los empleados públicos.

Méndez dijo que los ajustes anunciados probablemente harán crecer el desempleo en España, al afectar la recuperación económica.

"Con estos sacrificios no se va a reducir el paro, con estos sacrificios probablemente va a aumentar, desgraciadamente, y lamentablemente el desempleo en este país", señaló en la rueda de prensa.

NO TEMEN UN "DECRETAZO"

En un momento de máxima alerta para la reforma laboral que están negociando en estos momentos sindicatos y empresarios, los representantes de los trabajadores se mostraron todavía confiados en soluciones consensuadas, pero reiteraron que los ajustes previstos dañan la confianza en el Gobierno.

"Más allá del daño material, hay un daño a la confianza que se ha de establecer entre el Gobierno y aquellas organizaciones que representan partes de la sociedad con las que el Gobierno negocia y cuyos resultados deberían mantenerse", dijo Fernández Toxo.

Los sindicatos recalcaron que no contemplan la aprobación de una reforma laboral mediante un decreto ley.

"Ni antes de ayer estábamos al 99 por ciento de posibilidades de un acuerdo ni ahora estamos en las proximidades de un decretazo en materia de reforma laboral, al menos no nos sentimos en esta situación", dijo Toxo.

Méndez, por su parte, afirmó que "mantenemos la misma predisposición favorable a un acuerdo, lo que ha ocurrido ayer no altera el contenido sustancial de las propuestas sindicales".

Adicionalmente, los sindicatos criticaron la congelación prevista de las pensiones y las dificultades impuestas al cálculo de las pensiones y a el retiro anticipado, señalando que las medidas son "un golpe" al Pacto de Toledo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad