Jueves, 13 de Mayo de 2010

Los directores en Cannes piden a Suiza no extraditar a Polanski

Reuters ·13/05/2010 - 13:34h

Algunos de los principales directores presentes en el festival de cine de Cannes de este año han firmado un comunicado instando a las autoridades suizas a rechazar una petición de Estados Unidos para extraditar a Roman Polanski por un delito sexual ocurrido hace décadas.

La petición, firmada por los franceses Jean-Luc Godard, Mathieu Amalric y Xavier Beauvois entre otros, dijo que la petición de extradición de Estados Unidos está "basada en una mentira", un argumento similar al realizado recientemente en los tribunales por los abogados de Polanski.

Todos los directores forman parte de la sección oficial del Festival de cine de Cannes de este año, que se celebra entre el 12 y el 23 de mayo.

Los abogados de Polanski argumentaron que el testimonio secreto dado por un fiscal en el caso de los años 70 demostraría que las autoridades de Los Ángeles dieron información inexacta en su demanda para extraditar a Polanski desde Suiza a California para ser sentenciado.

El lunes, un juez de Los Ángeles rechazó una petición para levantar el secreto de ese testimonio, y dijo que las autoridades suizas tenían toda la información que necesitaban para decidir si extraditar o no al director de 76 años ganador de un Oscar.

La petición, publicada en la página web del filósofo francés Bernard-Henri Levy, dijo: "Por la presente apelan a las autoridades suizas, rogándoles que no crean en las palabras del gobernador Schwarzenegger y de los fiscales del estado de California".

Levy agregó en un comunicado: "No importa lo brillantes que sean las películas presentadas en este festival de cine, un hombre brillará en su cegadora ausencia: Roman Polanski".

El cineasta franco-polaco permanece detenido en su casa de Suiza, donde fue arrestado por una petición de Estados Unidos el año pasado.

Los fiscales de Los Ángeles quieren que el director de "Chinatown" vuelva a California para ser sentenciado por mantener relaciones sexuales ilegales con una menor de 13 años en 1977.

El director huyó a Los Ángeles en 1978, al pensar que el juez del caso, ya fallecido, se negaría a un acuerdo para limitar su sentencia a 42 días de servicio en una institución para ser sometido a una evaluación psiquiátrica.