Jueves, 13 de Mayo de 2010

30 presuntos talibanes muertos en un combate en la provincia afgana de Kunduz

EFE ·13/05/2010 - 10:22h

EFE - Policías afganos montan guardia hoy en un puesto de control en Kandahar (Afganistán). Los talibanes amenazaron el pasado 8 de mayo con lanzar una nueva ofensiva en todo el país contra funcionarios, extranjeros y sus colaboradores, por lo que se han redoblados los esfuerzos por mantener la seguridad.

Treinta supuestos insurgentes murieron en una operación de tropas internacionales y afganas desarrollada este miércoles en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán, informaron hoy fuentes oficiales.

En un comunicado, la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) explicó que una fuerza conjunta se desplazó anoche a la población de Kharid-e-Olya, en el distrito de Kunduz (en el centro de la provincia homónima) tras recibir información de los servicios de inteligencia de que los talibanes estaban "montando un gran ataque".

Cuando la fuerza se aproximó al recinto sospechoso, recibió "fuego desde una mezquita y los bosques circundantes, al que respondió", dijo la ISAF.

"Poco después, varios individuos armados se lanzaron corriendo y disparando contra la fuerza conjunta", que respondió al ataque y mató a varios de ellos, añadió.

Los talibanes, según la fuente, emplearon fuego de rifles automáticos, mortero y ametralladora contra las tropas del Ejército afgano y la ISAF, que bombardeó la zona, "pero no la mezquita y el recinto, que sufrieron daños menores".

De acuerdo con esta versión, en la operación fueron eliminados "más de dos docenas" de insurgentes y "varios" fueron detenidos.

Consultado por Efe, el gobernador de Kunduz, Mohammad Omar, cifró en 30 los insurgentes muertos en la operación, entre ellos "varios combatientes extranjeros".

"Ningún civil resultó herido en esta operación", afirmó la fuerza de la OTAN, que en el comunicado no informa de bajas propias ni especifica la nacionalidad de las tropas internacionales implicadas.

En Kunduz, fronteriza con Tayikistán, están destacadas las tropas alemanas de la ISAF. En las últimas semanas, se han registrado importantes enfrentamientos armados en una provincia que había estado bastante tranquila desde la caída del régimen talibán en 2001.

De acuerdo con Omar, en la operación de anoche no participaron tropas afganas o alemanas, sino que fue ejecutada por soldados estadounidenses, que, según sus informes, no sufrieron baja alguna.

A finales de abril, Omar dijo a Efe que los altos mandos militares planeaban una gran operación antitalibán en Kunduz en los próximos meses, cuando se prevé el despliegue de un millar de soldados estadounidenses en esa provincia.

El representante civil de la OTAN en Afganistán, Mark Sedwill aseguró hace dos días en Berlín que gran parte del norte afgano "está ya estabilizado" aunque admitió que en provincias como Kunduz aún están teniendo "problemas" con los insurgentes.