Jueves, 13 de Mayo de 2010

Manifestantes en Kirguistán toman la sede de un gobierno local

Reuters ·13/05/2010 - 07:13h

Simpatizantes del depuesto líder de Kirguistán tomaron el jueves la sede de un gobierno regional en la ciudad sureña de Osh, dijo un testigo de Reuters en el lugar.

Seguidores de Kurmanbek Bakiyev, que fue destituido en una revuelta el mes pasado, se enfrentaron a los guardias y entraron en el edificio gubernamental después de celebrar una manifestación en la que participaron unas mil personas.

El gobierno de Kirguistán respondió diciendo que adoptaría medidas especificas para restaurar la autoridad en el área.

Bakiyev abandonó Kirguistán el mes pasado y ahora vive en Bielorrusia, mientras que un gobierno interino asumía el poder en la nación centroasiática después de unas protestas contra los edificios del gobierno en la capital Bishkek. Al menos 85 personas murieron durante los enfrentamientos entre los manifestantes, algunos de ellos armados, y la policía que disparó contra la multitud.

El gobierno interino ha luchado para imponer su autoridad en la empobrecida y predominantemente república ex soviética, particularmente en el sur proclive a Bakiyev.

muchos de ellos miembros del partido Ak Zhol de Bakiyev y sus aliados comunistas - se manifestaron contra la disolución del parlamento.

Estados Unidos y Rusia tienen bases aéreas en Kirguistán. La base estadounidense en el aeropuerto de Manas es clave para EEUU, ya que desde allí abastece a las fuerzas de combate que luchan en la cercana Afganistán.

Moscú y Washington han expresado su apoyo al gobierno interino, que ha prometido celebrar nuevas elecciones parlamentarias en octubre.