Jueves, 13 de Mayo de 2010

La UE estudia un recorte más amplio de CO2

La caída de emisiones por la crisis abarataría el objetivo de reducir los gases un 30%

DANIEL BASTEIRO ·13/05/2010 - 08:00h

La comisaria del clima, Connie Hedegaard.EFE

Hasta ahora era un quid pro quo, una promesa que pretendía animar a China, India y EEUU a comprometerse con la lucha contra el cambio climático. Ahora, la posibilidad de que la Unión Europea reduzca en un 30% su CO2 en 2020 ya no es, según la Comisión Europea, un acto de heroísmo muy caro, sino una inversión imprescindible. La responsable de Acción Climática, Connie Hedegaard, prepara una proposición para este mes que defenderá que el actual recorte vinculante 20% de reducción en 2020, con respecto a los niveles de 1990 no es un esfuerzo suficiente porque la crisis económica ha reducido el coste de alcanzarlo. Además, pasar de un 20% a un 30% en la reducción de CO2 elevaría el precio por contaminar, impulsando la reconversión hacia una economía verde.

"Europa se arriesga a quedarse atrás", aseguró esta semana en Londres la comisaria. Según ella, economías como la china invierten hasta 10 veces más que la UE en el desarrollo bajo en carbono. "Si seguimos como hasta ahora, con el objetivo del 20% no habrá una subida sustancial del precio del carbono, y esto es todo un reto porque necesitamos innovación", aseguró.

Hedegaard, antigua ministra danesa de Medio Ambiente y por ello muy implicada en las negociaciones de Copenhague, asegura que no quiere imponer sus tesis, sino fomentar una "discusión más basada en hechos", lejos de "una invitación a tomar una decisión rápida". Los ministros tendrán que examinar sus propuestas, pero no está claro que, con las negociaciones sobre un acuerdo climático global en un cajón, los 27 vayan a comprometer mucho más dinero en solitario. "Está claro: el actual no es un momento muy cómodo para discutir sobre dinero que sale de fondos públicos", reconoció la comisaria.

Once mil millones más

Sin embargo, si debe hacerse es, según ella, porque no es tan caro. "Por 11.000 millones más sobre la cifra propuesta al principio, la UE puede comprometerse con un 30% de reducción de CO2", aseguró, en referencia a un estudio que asegura que, lejos de los 70.000 millones que costaba el objetivo del 20% cuando se pactó la apuesta climática europea, ahora el dinero necesario son 48.000 millones. Llegar hasta el 30% saldría a los Estados hoy por 81.000 millones, según el estudio.

La UE es de las pocas economías con objetivos vinculantes ambiciosos e independientes del acuerdo global, que podría no llegar hasta el año que viene. Además del objetivo del 20%, los 27 se comprometieron a que dentro de diez años un 20% de su energía sea renovable y se logre un ahorro energético del mismo porcentaje.