Miércoles, 12 de Mayo de 2010

Obama recibe a Karzai para dar un nuevo impulso a la relación

EFE ·12/05/2010 - 07:07h

EFE - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (en la imagen), dio una rueda de prensa conjunta con el presidente afgano, Hamid Karzai, tras una reunión de más de una hora en el Despacho Oval.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá hoy con su colega afgano, Hamid Karzai, para tratar de dar un nuevo impulso a su relación y solventar sus diferencias sobre los pasos a dar en Afganistán.

Obama recibirá a Karzai en el Despacho Oval para una reunión bilateral antes de ofrecer una rueda de prensa conjunta y celebrar un almuerzo de trabajo.

Ambos líderes tratarán de pasar página tras las tensiones de los últimos tiempos, cuando el presidente afgano acusó a Occidente de estar detrás del fraude electoral el año pasado en Afganistán.

Así ocurrió este martes en el encuentro entre Karzai y la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, en el Departamento de Estado.

Clinton aseguró, además, que "la capacidad de disentir (...) más bien refleja un nivel de confianza que es esencial para cualquier diálogo significativo y una relación estratégica duradera".

Las disensiones entre ambos países son evidentes en asuntos como la lucha contra la corrupción o las muertes de civiles en operaciones militares.

Mientras Karzai se reunía con Clinton, Obama dedicó el martes a reuniones con sus asesores sobre Afganistán, incluido el embajador en Kabul, Karl Eikenberry.

La visita de Karzai llega cerca de medio año después de que Obama presentara su nueva estrategia para Afganistán y Pakistán -que incluye el envío de más de 30.000 soldados adicionales al país centroasiático-, y siete meses antes de que se someta a revisión.

EE.UU. busca poder comenzar la retirada de Afganistán en junio de 2011 y para poder llevarlo a cabo necesita contar con un socio fiable en la figura de Karzai.

El presidente afgano continuará sus consultas con el Gobierno estadounidense el jueves, cuando tiene previsto volver a reunirse con Clinton y participar en una serie de encuentros con miembros del Congreso de Estados Unidos.