Miércoles, 12 de Mayo de 2010

El Ejército tailandés se prepara para desalojar a los camisas rojas

El Gobierno ha ordenado desalojar a los residentes de la zona comercial de Bangkok donde se atrincheran los opositores

EFE ·12/05/2010 - 10:51h

El Ejército está listo para asaltar el bastión de los camisas rojas en el centro comercial de Bangkok. AFP

Las autoridades tailandesas están decididas a sitiar el cuartel general improvisado de los camisas rojas en Bangkok. El Gobierno ha ordenado evacuar a los residentes de la principal zona comercial de la capital, antes de que el ejército asalte la zona.

Los militares piensan cerrar por completo la zona. En total unos tres kilómetros cuadrados de extensión en la que están atrincherados los miembros de la oposición y en la que se levantan, sobre todo, edificios oficiales, comercios, grandes almacenes de lujo y hoteles de cinco estrellas.

Las medidas para desalojar a los manifestantes, que incluyen el corte del suministro de provisiones y electricidad, fueron decididas después de que anoche el primer ministro, Abhisit Vejjajiva, diera un ultimátum a los camisas rojas.

El portavoz del Ejército, coronel Sansern Kaewkamnerd, señaló que además las tropas sitiarán todo el perímetro e instó a la población a que se mantenga alejada de esa parte de la capital. "Esta es una medida a escala total para limitar el movimiento de los manifestantes y cerrar esa área al 100 por ciento, a partir de la medianoche", apuntó el portavoz.

Más tensión en Bangkok

El pasado 7 de abril el Gobierno decretó el estado de excepción en Bangkok, medida que los camisas rojas han exigido con insistencia que fuera levantada si las autoridades querían que la protesta llegase a su fin.

Los camisas rojas siguen acusando al viceprimer ministro de las víctimas del mes de abril

La advertencia hecha anoche por el primer ministro ha aumentado la tensión en la capital tailandesa. En respuesta a esta nueva amenaza, los camisas rojas reforzaron la seguridad en las barricadas y empalizadas que han levantado para protegerse de eventuales cargas por parte de las fuerzas de seguridad.

El frente antigubernamental se distanció este martes del pacto con el Gobierno para finalizar la protesta, pese a que este había cedido a la demanda de los manifestantes, que exigían la comparecencia ante la Policía del viceprimer ministro, Suthep Thaugsuban.

Los camisas rojas consideran al viceprimer ministro el máximo responsable de los enfrentamientos librados en Bangkok el pasado 10 de abril y que causaron 25 muertos y cerca de 800 heridos.

Plan de reconciliación

El aumento de la tensión originada por el distanciamiento entre los camisas rojas y el Gobierno pone en riesgo la supervivencia del plan de reconciliación.

Desde que comenzaran los enfrentamientos han muerto 29 personas y ha habido 1.000 heridos

La "hoja de ruta" fue aceptada por el Frente Unido para la Democracia y la Dictadura, en el que militan los camisas rojas e incluye la celebración de elecciones legislativas el próximo 14 de noviembre.

Las protestas comenzaron hace dos meses. Un total de 29 personas han muerto y unas 1.000 han resultado heridas en los enfrentamientos.

La mayor parte de los camisas rojas provienen de las zonas rurales del norte y noroeste del país, las de mayor densidad demográfica y feudos de los testaferros del multimillonario Shinawatra, condenado en 2008 a dos años de cárcel por un delito de corrupción.

Cuatro años de conflicto

Los manifestantes consideran que el Gobierno integrado por una coalición de seis partidos y encabezado por el Demócrata que lidera Vejjajiva, es ilegítimo por haber llegado al poder mediante pactos parlamentarios en vez de las urnas.

La crisis política en Tailandia se remonta al golpe de Estado de los militares en 2006 contra Shinawatra, el magnate que gobernaba el país desde hacía algo más cinco años con el respaldo de una mayoría absoluta en el Parlamento, al que acudía en raras ocasiones.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad