Miércoles, 12 de Mayo de 2010

Zapatero expone las medidas para reducir el déficit

Informa también en el Congreso de la incertidumbre creada por los ataques de los especuladores

AGENCIAS/PÚBLICO.ES ·12/05/2010 - 08:45h

EFE - El líder del PP, Mariano Rajoy (fondo-d), escucha desde su escaño la intervención del jefe del ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparece ante el pleno del Congreso de los Diputados para exponer el plan del Ejecutivo para acelerar la reducción del déficit público e informar de la situación creada por los ataques de los especuladores a los mercados financieros.

España se comprometió el pasado domingo, en la reunión de los países del Eurogrupo, a impulsar nuevas medidas para agilizar la reducción del déficit, de forma que este año baje en medio punto sobre lo ya previsto, hasta el 9,3 por ciento del PIB, y en un punto más de lo pronosticado en 2011, para ser del 6,5%.

Zapatero tiene intención de explicar en la Cámara Baja cómo piensa el Gobierno conseguir ese recorte de 5.000 millones de euros para este año y de 10.000 millones para el que viene. Gran parte de ese esfuerzo de ajuste lo tendrán que hacer las autonomías.

Esfuerzo autonómico

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, subrayó ayer que "el esfuerzo para la reducción del déficit lo tendremos que hacer entre todos", en referencia a los ejecutivos autonómicos. Salgado reiteró que la rebaja del déficit vendrá "fundamentalmente por la vía del gasto", pero no descartó por completo que toquen algunos impuestos (como los que gravan el alcohol, el tabaco y los carburantes). La tijera afectará, sobre todo, a los gastos de funcionamiento, inversiones y transferencias.

En este último punto figuran los fondos que van a las comunidades autónomas, de acuerdo con el sistema de financiación, que alcanzan los 43.333 millones. El grueso corresponde a su participación en el IRPF, el IVA y los Impuestos Especiales; también incluye unos recursos adicionales por el nuevo modelo de financiación, cercanos a los 10.000 millones. El acuerdo para la reforma del sistema establece que la distribución de los recursos adicionales debe ser "compatible con los objetivos de la política macroeconómica y de estabilidad presupuestaria", lo que abre la puerta a que los fondos se puedan reducir ahora.

Sin embargo, días antes de anunciar este compromiso de recorte en Bruselas, Zapatero insistía en que se conseguiría reducir el déficit público "sin poner en riesgo la recuperación económica", por lo que abogaba por no retirar "de golpe" los estímulos fiscales.

El presidente dijo entonces, tras su reunión con el líder del PP, Mariano Rajoy, que si había esa brusca retirada de estímulos sería "muy fácil" que se estancara la recuperación de la economía. Una recuperación que para el Gobierno ya ha comenzado, a la vista de la estimación que ha hecho el Banco de España, que calcula que la economía avanzó el 0,1% de enero a marzo.

El propio Barack Obama se puso en contacto con Zapatero por teléfono para pedirle que tome "medidas decididas" para reducir el déficit y encarar la recuperación económica. La Casa Blanca emitió un comunicado en el que señaló que Obama y Zapatero "abordaron la importancia de que España adopte medidas decididas como parte de los esfuerzos europeos para fortalecer su economía y crear confianza en los mercados".

Los especuladores

Precisamente esta mañana, cuando comience el debate, el INE habrá publicado su dato avanzado del PIB, y se verá si confirma la salida de la recesión. El jefe del Ejecutivo ya tenía previsto en cualquier caso hablar de economía en la comparecencia de hoy, para ofrecer su visión sobre la inestabilidad creada en los mercados financieros.

Una situación provocada por el temor de los inversores a que a otros países europeos con un alto déficit les suceda lo mismo que a Grecia, lo que unido a un falso rumor sobre una petición de ayuda de España al Fondo Monetario Internacional (FMI) provocó el batacazo de la Bolsa española, que perdió el 13,8% en la peor semana desde octubre de 2008.

Esta semana, sin embargo, hubo un vuelco en positivo, y el anuncio del Ejecutivo de aplicarse para reducir el déficit, así como el de la creación de un fondo para apoyar el euro influyeron en la recuperación récord de la bolsa, que registró el 10 de mayo la mayor subida de su historia (14,43 por ciento).

La inestabilidad en los mercados, no obstante, se mantiene, y la bolsa cerró ayer con una bajada del 3,32%, la cuarta mayor del año.