Miércoles, 12 de Mayo de 2010

"Robin Hood" abre un Cannes con poca presencia de EEUU

Reuters ·12/05/2010 - 05:52h

La película de acción y aventuras "Robin Hood" abre el miércoles el Festival de Cine de Cannes 2010, dando inicio a once días de locura cinematográfica en la Costa Azul.

Los protagonistas Russell Crowe y Cate Blanchett, que interpretan a Robin y Marion respectivamente en la reedición de Ridley Scott de la leyenda inglesa, estarán en la alfombra roja para la gala de apertura.

Sin embargo, esta gran producción de Hollywood es uno de los relativamente pocos títulos estadounidenses en el festival de este año, lo que refleja un duro clima económico que ha privado a Cannes de parte de su poder para atraer estrellas y ofrece un inquietante telón de fondo a la celebración del cine.

"Puede ser que la razón principal sea la crisis (económica), porque el cine es una industria (...) que necesita mucho dinero", dijo a Reuters Thierry Fremaux, director del festival, en Cannes.

"Como todos sabemos, en cualquier parte del mundo el dinero no es algo fácil de encontrar y especialmente hacer una película con él. Pero también pienso que es una coincidencia. Quizás el próximo año tendremos tres, cuatro, cinco cintas estadounidenses", agregó.

El único título estadounidense en la fuerte competencia de 19 directores, todos hombres, es "Fair Game" de Doug Liman, protagonizada por Naomi Watts como Valerie Plame, la agente de la CIA cuyo trabajo encubierto fue desvelado en 2003, y Sean Penn como su esposo Joseph Wilson.

Oliver Stone y Woody Allen presentan sus últimas cintas en la prestigiosa exhibición de películas, pero fuera de concurso.

El cine asiático se muestra con fuerza en Cannes, que se enorgullece de promover nuevos talentos y abogar por producciones de bajo presupuesto de directores poco conocidos de todo el mundo.

Asia está representado por filmes de Tailandia, Japón, China y dos de Corea del Sur: "Poetry" de Lee Chang-dong y "The Housemaid" de Im Sangsoo.

"Cuando Corea (del Sur) apareció en el festival hace dos años, no sabíamos si era sólo una ocasión o realmente una tendencia y ahora podemos decir que Corea, o Asia pero específicamente Corea, es un país muy fuerte para el cine", indicó Fremaux.

La crítica están emocionada por la cartelera de 2010, pese a que se preguntan si puede estar a la altura de la del festival del año pasado, en el que se presentaron las aclamadas "La cinta blanca", "A Prophet" y "Up", además del polémico y extremadamente violento "Antichrist" de Lars Von Trier.