Miércoles, 12 de Mayo de 2010

Cameron liderará a Reino Unido en una nueva era de coalición

Reuters ·12/05/2010 - 05:16h

Los conservadores del nuevo primer ministro británico, David Cameron, y el Partido Liberal Demócrata alcanzaron un acuerdo el miércoles para formar el primer Gobierno de coalición en el país desde 1945.

El acuerdo entre ambos, alcanzado cinco días después de unas elecciones que concluyeron sin que ningún partido obtuviera una mayoría absoluta, pone fin a 13 años de Gobierno del laborismo de centroizquierda bajo Tony Blair y su sucesor Gordon Brown.

La alianza aún no probada tendrá que sanear las finanzas públicas, con un déficit presupuestario récord que supera el 11 por ciento del producto nacional.

Los mercados celebraron el acuerdo, con la esperanza de que un Gobierno liderado por los conservadores de centroderecha actúe con rapidez para reducir el gasto.

"Este va a ser un trabajo duro y difícil. Una coalición se enfrentará a todo tipo de desafíos. Pero creo que juntos podemos dar el Gobierno fuerte y estable que nuestro país necesita", afirmó Cameron en su primer discurso como primer ministro.

Los liberales demócratas también celebraron el acuerdo después de décadas a la sobra del laborismo y los conservadores.

"Por supuesto que existirán problemas, por supuesto que habrá defectos. Pero siempre haré todo lo posible para probar que una nueva política no sólo es posible, sino que también es mejor", dijo a la prensa el líder liberal demócrata Nick Clegg, quién será viceprimer ministro.

Su partido puso su sello final de aprobación al pacto en una reunión que concluyó en la madrugada del miércoles.

Cameron, un ex ejecutivo de relaciones públicas de 43 años, había asumido el cargo de primer ministro sólo horas antes, cuando Brown admitió haber fracasado en sus esfuerzos por llegar a un acuerdo con los liberales demócratas.

Cameron es el primer ministro más joven en casi 200 años.

Los liberales demócratas tienen más en común con los laboristas en términos políticos, pero las conversaciones para formar los que los medios llamaron una "coalición de perdedores" rápidamente se vino abajo.

Los conservadores son el mayor partido en el Parlamento, pero quedaron a 20 escaños de una mayoría absoluta. Junto con los liberales demócratas, tendrán una mayoría de 76 escaños.

OSBORNE SERIA JEFE DE FINANZAS

El primer ministro anunció el martes a última hora que habrían cinco liberales demócratas en el gabinete, incluyendo a Clegg.

Cameron no nombró a los otro cuatro, pero algunos medios señalan que Vince Cable, el respetado portavoz económico de los liberales demócratas, tendría un papel de supervisor de la banca y las empresas.

Una fuente conservadora dijo que ambos partidos acordaron acelerar significativamente los planes de reducción de déficit. El foco estaría más en reducir el gasto público que en aumentar los impuestos.

Otra fuente del Partido Conservador dijo que George Osborne, un cercano amigo y aliado de Cameron, se convertiría en el nuevo ministro de Hacienda, o ministro de Finanzas.

Algunos en el sector financiero han expresado dudas sobre Osborne debido a su falta de experiencia y porque asumirá una economía que emerge de la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

William Hague, un ex líder conservador y uno de los principales negociadores con los liberales demócratas, sería ministro de Asuntos Exteriores.