Miércoles, 12 de Mayo de 2010

El Banco de España y el FMI se alían en la reforma laboral

Suman fuerzas para pedir "urgentes" cambios en los contratos y los convenios

B. CARREÑO ·12/05/2010 - 02:00h

Efe - El gobernador del Banco de España fue el anfitrión ayer de las jornadas para estudiar los problemas del mercado de trabajo en España.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de España hicieron ayer pinza en Madrid para lograr que los agentes sociales y el Gobierno se embarquen en una reforma laboral. En una jornada dedicada en exclusiva a analizar las "experiencias en el mercado laboral" en busca de la más eficiente, el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, y el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, coincidieron en resaltar que la reforma del mercado de trabajo es la asignatura pendiente para " recuperar el crecimiento y tranquilizar a los mercados".

Fernández Ordóñez recordó al inicio de la jornada que el gasto en prestaciones representa un 3% del PIB y resaltó su influencia en el alto déficit. "Si conseguimos reducir el desempleo, los ahorros pueden venir por las dos vías. Primero, porque la gente tiene trabajo y no hay que pagar el desempleo. Y luego porque la gente con un empleo tiene tendencia a hacer más compras, a consumir", remarcó el gobernador para enfatizar los beneficios de una hipotética reforma. Además, Fernández Ordóñez asumió que en "repetidas ocasiones" ha solicitado que se llevara a cabo la reforma laboral, pero que en la jornada de ayer su intención era "aprender" y participar del intercambio de ideas en otros países.

Fernández Ordóñez recuerda que la prestación del paro es un 3% del PIB

Por su parte, Blanchard hizo especial hincapié en la necesidad de reformar de manera "urgente" la actual dualidad del mercado de trabajo mediante un modelo de "protección progresiva", esto es, una indemnización por despido creciente. Blanchard recordó que ahora sólo los trabajadores indefinidos que tienen "antigüedad" tienen protección, lo que consideró injusto. "Este sistema de temporales e indefinidos es peligroso", concluyó el economista francés.

La segunda reforma urgente para el FMI es la descentralización de la negociación colectiva, que debe descender al nivel de empresa. En opinión de Blanchard, el sistema que rige en España propicia que sean las grandes empresas las que terminan marcando los comportamientos salariales de las pequeñas. Por eso aboga por una negociación que se decida en cada compañía, "de forma que los salarios se adecuen a cada necesidad". El economista jefe de la institución entiende que puede haber un marco legal a nivel "nacional, mínimo imprescindible", pero sugirió que esta debe ser "la excepción, no la regla". En cualquier caso, la institución alerta de que es imprescindible hacer las dos reformas al mismo tiempo para que sus efectos sean decisivos.

Aunque en el seminario se estudiaron casos de éxito en otros países europeos, Blanchard también advirtió de que las experiencias de otros países no tienen por qué funcionar al ser exportadas a otro, ya que los elementos "culturales" afectan a su aplicación.

Creen que el mercado de trabajo es clave para volver a crecer

Sin el Ministerio de Trabajo

El seminario fue propuesto por el propio Blanchard que en octubre del año pasado pidió al gobernador realizar estas jornadas ante el papel que juegan las instituciones laborales en España. El economista jefe del FMI tuvo que participar mediante videoconferencia ya que su vuelo desde Dinamarca fue cancelado la noche anterior. Los organizadores habían invitado a los principales actores del Diálogo Social, como la CEOE, en representación de la cual acudió el director del servicio de estudios, José Luis Feito, y a los dos principales sindicatos, CCOO y UGT, que también enviaron a representantes técnicos. Además, el presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, también estuvo presente. Eso sí, ninguno habló como ponente en las conferencias.

Llamó la atención, sin embargo, la ausencia de representantes del Ministerio de Trabajo, el organismo encargado de tutelar la reforma laboral y en proceso de concertación. Quién sí acudió e incluso moderó una ponencia fue el director general de Políticas Económicas, Ángel Torres, que se sienta en la mesa de Diálogo Social para representar al Ministerio de Economía.

Junto con Fernández Ordóñez, presidió la sesión James Daniel, el representante del FMI que encabeza la delegación que esta misma semana evaluará la marcha de la economía española.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad